En el 2017 se cumplen seis años de la temprana partida de la inolvidable Amy Winehouse, quien a pesar de sus conflictos, sus adicciones y sus problemas, siempre tuvo el talento para quitarnos el aliento. A principios del año 2003, Amy estaba preparándose para lanzar su primer larga duración, llamado Frank, y en ese entonces apenas contaba con 19 años de edad.

Hizo un par de sesiones en Londres y Nueva York con el fotógrafo irlandés Charles Moriarty, quien capturó a una joven y relajada Amy con lo que se convertiría en su característico peinado antes de que se convirtiera en un fenómeno internacional.

“Aunque recuerdo bien estos momentos con Amy, cuando miro estas imágenes no puedo evitar sonreír, pues se puede ver la libertad y la alegría de la juventud en ellas. Son también un reflejo de mi vida en el momento, y fueron clave para mi desarrollo como fotógrafo profesional”.

Todas estas imágenes inéditas están capturadas en su libro Before Frank, que Moriarty se pasó un año financiando a través de Kickstarter para transformar en un tomo conmemorativo en honor a la cantante. La idea se le ocurrió después de ver el documental Amy, y revivir todo lo que la prensa amarillista había causado en la vida de la artista. Su intención con el libro era mostrar a la cantante que conoció, auténtica, llena de vida, que no aceptaba mierda de nadie, y que tal vez hubiese sido feliz cantando en pubs de Camden, sin que la fama la tocara.

Before Frank

Fotografía: Charles Moriarty

Before Frank

Fotografía: Charles Moriarty

Before Frank

Fotografía: Charles Moriarty

Before Frank

Fotografía: Charles Moriarty

Before Frank

Fotografía: Charles Moriarty

Before Frank

Fotografía: Charles Moriarty

Before Frank

Fotografía: Charles Moriarty

Before Frank

Fotografía: Charles Moriarty

Before Frank

Fotografía: Charles Moriarty

Before Frank

Fotografía: Charles Moriarty

Before Frank

Fotografía: Charles Moriarty

Despues de leer, ¿qué te pareció?