SACO6

Por fin llegó el gran día, y el Festival Internacional de Cine de Cannes le abrió las puertas a cineastas de todo el mundo, dándole la bienvenida a un nuevo grupo de películas que resonarán este año no sólo en uno de los eventos más prestigiosos del séptimo arte, sino uno que siempre trae consigo algunas controversias.

Por ejemplo, este es el primer año en que Cannes permite que filmes distribuidos por plataformas de streaming como Amazon y Netflix formen parte de la competencia (Netflix llevará The Meyerowitz Stories de Noah Baumbach y Okja de Bong Joon Ho, mientras que Amazon Studios presentará Wonderstruck de Todd Haynes), abriéndose un poco más al futuro de la industria. Sin embargo, la Federación de Cines Franceses rechazó la medida, ya que ninguna de estas películas había tenido un estreno en salas de cine.

¿El resultado? Cannes siguió admitiendo las cintas en competencia, pero cambió las reglas: a partir del año que viene todos los filmes que quieran participar deberán ser lanzados en los cines de Francia. Lo cual puede que sea un poco difícil, pues muchas cadenas de cines a nivel internacional impiden que las películas de Netflix se estrenen en cines, tal como lo indicó el CEO de la plataforma, Reed Hastings.

Pedro Almodóvar y Will Smith

Pedro Almodóvar y Will Smith. Fotografía: Getty Images

Cuando pensábamos que el problema estaba resuelto al menos este año, la primera rueda de prensa de los miembros del jurado, encabezado por Pedro Almodóvar, sacó el tema a relucir una vez más, con el director español afirmando que “las películas siempre deben verse en la pantalla grande”, y que lo tenía “preocupado” el hecho de que hubiese cintas lanzadas directamente en streaming, y que tal vez no deberían ser consideradas para ningún premio si no fueron estrenadas en la gran pantalla.

“Esto no quiere decir que no esté abierto o no celebre las nuevas tecnologías y las posibilidades que nos ofrecen. Pero mientras esté vivo, lucharé por eso que quizás las nuevas generaciones no sepan que existe: la capacidad de ser hipnotizado como espectador por la gran pantalla”.

Sus observaciones fueron recibidas con aplausos, pero también con una respuesta de otro miembro del jurado, el actor Will Smith, quien destacó que ir al cine y ver películas en Netflix no son opciones exclusivas, sino complementarias:

“Netflix no tiene ningún efecto en lo que mis hijos ven en el cine. Con Netflix, tienen el beneficio de ver cosas que no hubiesen visto de otra manera, los conecta con el mundo. Hay películas que no existen sino a 8000 kilómetros de distancia de ellos. Encuentran grandes artistas, actores y directores que luego investigan y descubren todo este mundo underground. Creo que Netflix ha permitido que la comprensión y apreciación global del cine por parte de mis hijos haya crecido mucho más”.

Por su parte, el director Park Chan-wook, que también forma parte del jurado, reveló que su máxima aspiración es encontrar el cine del mañana, ese que se convierta en “un descubrimiento increíble”.

No sabemos qué pasará si esa película resulta ser una de las de Netflix o Amazon, pues ya vemos que Almodóvar tiene un sesgo negativo hacia ellas, pero esperamos que sin importar su origen, el jurado de Cannes pueda apreciar el mensaje de cada película, sin importar si fue hecha en el romántico formato analógico o en un moderno archivo digital. Cannes apenas está comenzando, pero parece que la discusión de la Palme D’Or de este año estará bastante acalorada.

Despues de leer, ¿qué te pareció?