La artista Brigid Berlin fue la mejor amiga de Andy Warhol y, como hija de una socialite de Nueva York y un famoso empresario, estuvo siempre acostumbrada a ser el centro de atención. Sin embargo, por encima de todo, Berlin era una fotógrafa muy eficaz al momento de capturar su fascinante entorno. Utilizando una cámara Polaroid 360, con frecuencia hacía múltiples exposiciones instantáneas de sus compañeros más cercanos.

Berlín conoció a Warhol en 1964 y rápidamente se convirtió en una de las integrantes más frecuentes de su pandilla en The Factory. Apareció en varias de las películas de Warhol, incluyendo Chelsea Girls y Ciao! Manhattan. Aunque es principalmente conocida por su hábito diario de grabar y fotografiar su vida cotidiana, Berlín también es célebre por sus obras más deliberadas, como sus “impresiones de tetas”, en las que mojaba sus pechos desnudos en pintura y luego los colocaba a presión en un lienzo. En ciertas ocasiones, hacía estas impresiones frente a una audiencia, fundiendo las artes visuales y el el arte del performance.

Su personalidad e historia se destacaron en una de las décadas más prolíficas del arte, y esta semana saldrá a la venta Brigid Berlin: Polaroids, un libro que hace una crónica de sus fotografías más íntimas tomadas en fiestas de famosos artistas y amigos de su círculo tales como Patti Smith, Diana Vreeland, Richard Avedon, Paloma Picasso, y muchos más. La publicación deluxe tendrá un tiraje limitado de 100 ejemplares firmados y numerados.

Brigid Berlin: Polaroids

Fotografía: Brigid Berlin

Brigid Berlin: Polaroids

Fotografía: Brigid Berlin

Brigid Berlin: Polaroids

Fotografía: Brigid Berlin

Brigid Berlin: Polaroids

Fotografía: Brigid Berlin

Brigid Berlin: Polaroids

Fotografía: Brigid Berlin

Brigid Berlin: Polaroids

Fotografía: Brigid Berlin

Brigid Berlin: Polaroids

Fotografía: Brigid Berlin

Brigid Berlin: Polaroids

Fotografía: Brigid Berlin

Despues de leer, ¿qué te pareció?