Todos alguna vez hemos tomado un trago alcohólico con una bebida energética, y estamos seguros de que más de uno de nuestros lectores es un chef pastelero de brownies con cannabis… pero, ¿qué es lo que sucede cuando combinas queso, MDMA y un grupo de señoras cincuentonas? Pues según una dama británica y elegante que habló con el website Metro, la respuesta es brieing.

Les contamos con más detalles de qué va esto: una mujer de negocios 50 años (y que prefirió mantenerse anónima) contó que regularmente organiza fiestas donde sirve MDMA envuelto en un queso brie. Al parecer, tanto ella como su círculo de amigas habían probado todas las últimas modas en cuanto a destinos gourmet, platos trendy y restaurantes diferentes, “pero les faltaba algo”.

Sí, lo que les faltaba era MDMA.

“Una de mis amigas sugirió que tomáramos MDMA juntas”, continuó la mujer, “por lo que nos abrimos a la experiencia mutuamente, y esto hizo que nuestros lazos de amistad se reforzaran”. Contó que la primera dosis fue un regalo de la hija de una de las integrantes del grupo, ninguna de los cuales habían experimentado con la sustancia antes, aunque algunas de ellas “solían consumir cocaína”. Oh, los 80.

Ahora, parece que la práctica se volvió una moda:

“No pasó mucho durante cuarenta minutos, luego los colores en la alfombra parecían ser más vívidos, y antes de darme cuenta estaba en una conversación profunda sobre mi vida sexual de fantasía con una vieja amiga… Fue una experiencia tan intensa. Ahora envolver MDMA en queso brie parece ser una tendencia ahora. Un año después, ya me invitan a ‘fiestas de brieing’. Es una nueva forma de tomar drogas para la clase media, esa es probablemente la razón por la que se ha popularizado”.

Así que ya lo sabes, si tu mamá se ha vuelto una adicta al queso brie últimamente, sé bueno y regálale una ronda de MDMA. O al menos una botella de vino infusionada con weed para una noche salvaje.

Despues de leer, ¿qué te pareció?