El artista francés Blase (también conocido como Blasepheme) tiene una especialidad muy particular: toma óleos que consigue en mercados de las pulgas del arte (esos que nadie quiere y que venden por una miseria al mejor postor) y les da nueva vida, transformándolos en sus mejores versiones, adaptados a la vida moderna del siglo 21 y a toda su cultura pop.

Blasepheme tiene un Master en Hsistoria del arte, así que está bastante familiarizado con las técnicas de los mejores maestros. Sin embargo, como no le es posible alterar algún cuadro de Edgar Degas o de Édouard Manet (que además sería criminal bajo sus propios principios), lo mejor es conseguir alguna obra de arte que esté a punto de ser lanzada al olvido, o peor, a la basura.

En sus trabajos vemos cómo crea nuevas ideas de obras de arte obsoletas y malqueridas, dándoles una segunda oportunidad de vivir en alguna pared en sus versiones contemporáneas. Ya sea con las escandalosas gorras de Trump, con iPods, o con ejemplares de Charlie Hebdo, Blasepheme satiriza nuestro día a día combinando un poco de humor y de absurdo. Todo a mano y al óleo: nada de Photoshop.

Lo que más le divierte a Blase, es saber que quizás dentro de algunos años, especialistas del arte quizás desarrollarán algunas teorías divertidas acerca de la iconografía utilizada en estos óleos.

Flea Market Paintings

Pintura: Blase

Flea Market Paintings

Pintura: Blase

Flea Market Paintings

Pintura: Blase

Flea Market Paintings

Pintura: Blase

Flea Market Paintings

Pintura: Blase

Flea Market Paintings

Pintura: Blase

Flea Market Paintings

Pintura: Blase

Flea Market Paintings

Pintura: Blase

Flea Market Paintings

Pintura: Blase

 

Despues de leer, ¿qué te pareció?