Aunque en estos días es más común enviar un mensaje de texto, un whatsapp o un tweet, siempre es agradable enviar o recibir una postal, algo tangible que viajó una larga distancia para alcanzarnos como una pequeña muestra de afecto de alguien que estando lejos pensó momentáneamente en nosotros, compartiendo un juego de palabras y de imágenes. Aunque muchas son impersonales y se siguen produciendo en masa, la experiencia de recibir una siempre nos arranca una sonrisa.

Con esta idea en mente, el fotógrafo británico Ben Toms decidió lanzar una colección de postales que reflejaran no sólo su estilo fotográfico, sino también su interés en formar parte de este intercambio epistolar con su serie Untitled, llena de extrañas y surrealistas imágenes que difieren bastante de las postales que se podrían encontrar en cualquier tienda de souvenirs.

Influenciado por la fotografía documental, natural y arquitectónica, Toms recolectó 20 imágenes que recopilan lo que significa el mimetismo adaptativo (el mecanismo bioevolutivo por el cual los organismos, generalmente animales, adoptan rasgos físicos de su entorno) en la arquitectura, la moda y el mundo natural con fotos hechas en Kyoto, Chiba, Sri Lanka, Londres, Long Island, Nueva York, Los Ángeles, Cabazon y Nueva Orleans.

“En Untitled hay una foto de un insecto rosado y blanco encima de una botella: esa es mi mantis religiosa, o una de ellas, y ahí es donde surgió la idea del mimetismo. Tengo tres en este momento, pero los tengo desde hace cinco años, y esa es una mantis orquídea, por lo que a medida que envejece va a tornarse en un rosa muy vibrante hasta que parezca una orquídea. Y de allí, supongo, es de donde proviene mi interés por el mimetismo. En cómo una especie o un organismo evoluciona para parecer algo más, o imita su entorno para sobrevivir”.

Untitled está a la venta en Owl Cave Books como una edición limitada de 100 cajas que contienen 20 fotografías estilo postal de Toms, acompañadas de textos de Vee y Brian Moran, y diseñadas por Rory Gleeson. Se puede interpretar tanto como un libro, como un conjunto completo de imágenes relacionadas por sus textos, o sencillamente como una colección de lo que son… postales. Para Toms, lo ideal es que se utilicen para lo que fueron destinadas originalmente: como imágenes individuales para compartir, recontextualizar, circular y llenar con nuestros propios mensajes personales a través del correo.

Untitled

Fotografía: Ben Toms

Untitled

Fotografía: Ben Toms

Untitled

Fotografía: Ben Toms

Fotografía: Ben Toms

Fotografía: Ben Toms

Untitled

Fotografía: Ben Toms

Untitled

Fotografía: Ben Toms

Untitled

Fotografía: Ben Toms

Untitled

Fotografía: Ben Toms

Untitled

Fotografía: Ben Toms

Untitled

Fotografía: Ben Toms

Untitled

Fotografía: Ben Toms

Untitled

Fotografía: Ben Toms

 

Despues de leer, ¿qué te pareció?