El artista español Miguel Ángel Belinchón Bujes, mejor conocido como Belin, tiene un buen tiempo trabajando y siendo conocido en el mundo del graffiti por sus trabajos hiperrealistas, pero luego de varios años de crear retratos a toda escala y cruzando el límite de su creatividad, recientemente comenzó a dirigirse en una nueva dirección: el postneocubismo.

Luego de una visita a Málaga, lugar de nacimiento del gran Pablo Picasso, Belin comenzó a separar a sus personajes en diferentes piezas para reagruparlos en el estilo del gran maestro, agregándoles elementos geométricos y patrones, así como colores brillantes y formas dinámicas.

Su trabajo, que ahora puede verse en paredes, lienzos y hasta sobre el papel es una fusión perfecta de lo clásico y lo contemporáneo. Utilizando a sus amigos y seres queridos como modelos, vemos cómo sus obras se componen de distintas perspectivas y configuraciones distorsionadas, ofreciendo una visión refrescante del street art y del cubismo.

Arte: Belin

Arte: Belin

Arte: Belin

Arte: Belin

Arte: Belin

Arte: Belin

Arte: Belin

Arte: Belin

Arte: Belin

Arte: Belin

Arte: Belin

Arte: Belin

Arte: Belin

Arte: Belin

Despues de leer, ¿qué te pareció?