Espera un poco!

No tienes nada aún.

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives Style

Bárbara Sánchez-Kane: La diseñadora mexicana que estrenó la NYFW con transgresión queer

Sánchez Kane, Fall 2018. Fotografía: Sophia Wilson
Words mor.bo

Para la mexicana Bárbara Sánchez-Kane, construir prendas de vestir es entregarse por completo al caos emocional, reinterpretar sus ansiedades, sus rabias y su crianza católica y convertir piezas en manifestaciones de la sexualidad oculta en una sociedad que aún piensa que expresar esa faceta humana es un tabú. Su carrera  comenzó el día en que dejó atrás un título de Ingeniería Industrial para lanzarse de lleno y desde cero en el diseño de modas en Polimoda, sin ningún tipo de base artística y haciendo grandes esfuerzos en ciertas materias.

Ya adentro, descubrió que la belleza es subjetiva, y que lo mejor que se puede hacer para encontrar tu propia identidad es no sólo pintar fuera de las líneas, sino borrarlas por completo: mientras haya una intención y un sentimiento reales por detrás de tus diseños y que estos respondan a un por qué, todo se vale.

Sánchez Kane, Fall 2018. Fotografía: WWD

Sánchez Kane, Fall 2018. Fotografía: WWD

Sánchez Kane, Fall 2018. Fotografía: WWD

Sánchez Kane, Fall 2018. Fotografía: WWD

Después de aplicar a una pasantía con la mismísima Vivienne Westwood y quedar como finalista, comenzó a ganar confianza en su trabajo. Terminó haciendo ese internship con Bernhard Willhelm en Los Ángeles en el 2015, y aunque este le sugirió que no lanzara su propia marca, Bárbara mandó su consejo a la mierda y ese mismo año hizo el primer desfile de su impronta, Sánchez-Kane, que desde entonces ha tenido un increíble ascenso: presentó en PITTI UOMO con su colección de graduación; apareció en Vogue Italia como talento emergente; la invitaron a la Los Ángeles Fashion Week, a la FASHIONCLASH de Holanda, e incluso se llevó el primer lugar del concurso TFORTHREE, que le permitió manufactur su ropa en Italia durante un año entero.

Ahora, Bárbara se da el lujo de inaugurar la NYFW de este año en la sección de menswear llevando consigo un mensaje transgresor y que reta a la masculinidad tóxica implantada en los hombres mexicanos desde que nacen:

“Es como para niños de escuela, pues tomamos elementos de la colección de uniformes de escuelas públicas y privadas en México, en donde la educación sexual no existe: les enseñamos a nuestros hijos que el sexo es una cosa horrenda y es por eso que hay tantos embarazos no deseados y enfermedades. La masturbación es normal; no es un pecado, pero vivimos en un lugar muy católico. Hay muchos chicos que quieren ser chicas, y ¿con quién van a hablar? Hay muchas fobias en el mundo. Al final de la pasarela, hay dos chicos que quieren estar juntos, y se están masturbando. Hay una enorme estatua en forma de dildo, y al final se encuentran”.

Es por ello que su show del día de ayer fue diseñado una sex shop artesanal, con compradores que usaban joyas como lágrimas en sus rostros, y sí, dos hombres al final bailaron lentamente mientras luchaban por terminar la construcción de penes blancos de yeso de dos metros de altura.

Sin embargo, su mensaje más poderoso llegó a través de su nueva colección, con camisas de botones con agujeros en los pezones, hombres con trajes blancos y labios alineados que se unían a través del cabello, y pantalones a cuadros de colegial combinados con y trajes cortos.

Aunque en su carrera ha tenido la oportunidad de conocer y recibir feedback en Nueva York de mentores como la supermodelo Naomi Campbell, el diseñador Jerry Lorenzo, y el estilista Mel Ottenberg, piensa que una de sus más grandes enseñanzas es que debe mantenerse fiel a su visión u sis principios.

“No hay que cambiar lo que quieres expresar por nada… tienes que ser muy concisa y decir no, no y no, aunque sea Naomi Campbell quiente esté diciendo las cosas. Al final de cuentas, es tu visión, es tu trabajo y no hay que comprometerlo. Tienes que aceptar críticas, pero ya depende de ti qué dejar adentro y que dejar afuera”.

Aunque al principio fue muy difícil formar parte de la ola de nuevos diseñadores mexicanos porque se sale de los diseños comunes para favorecer silueta, texturas y conceptos más avant-garde, cuando comenzaron a aceptarla en Estados Unidos y Europa, ya fueron más abiertos y estaban confiados en decirle en que sus colecciones eran lo suficientemente buenas: “En México vemos muchas fobias contra otro mexicano porque no lo entienden. La escena está creciendo ahora y hay muchas revistas alternativas haciendo desfiles de moda. La cultura está creciendo”.

A continuación, le damos un vistazo a la colección 2018 de esta diseñadora que nos invita a buscar a nuestro propio grupo de misfits y a elevarnos por encima de los prejuicios, y a mandar a la mierda la idea de que la ropa masculina es sólo para los que les gusta el fútbol y no el ballet.

 

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 2
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 6
    Lo amé
  • Me deprime
  • 7
    WTF!
  • Me confunde
Magazine

ISSUE #02

$5.000
Limpiar

Jair Bolsonaro en entrevista con Ellen Page: “Creo que es un asunto de comportamiento. Cuando era joven, en términos de porcentajes, había pocos gays. Con el tiempo, debido a las libertades, a las drogas y a las mujeres trabajando, aumentó bastante el número de homosexuales” + More