AZEALIA BANKS

Si alguien ha logrado mercadear su mala actitud y sus peleas en Twitter, es Azealia Banks. Esta neoyorquina del Harlem es mejor conocida por sus riñas 2.0 que por su música, pero esta última es su mejor carta de presentación.

Azealia se hizo de un nombre familiar en la industria tras el éxito en 2011 de 212, su primer single oficial como artista (el cual fue utilizado por Sofia Coppola para la banda sonora de The Bling Ring del 2013). Desde entonces, esta rapera se ha mantenido como una exponente vanguardista del movimiento urbano, flirteando con el mundo de la moda, posando para Playboy bajo el lente de Ellen Von Unwerth y combinando el hip-hop con ritmos eclécticos y bailables, dejando ver una marcada influencia del house de los 90’s en su música.

Tras romper relaciones con Universal por el retraso en la salida de su primer disco, Broke With Expensive Taste [2015], Banks se maneja actualmente como una artista independiente y fundó su propia disquera: Azealia Banks Records. Tras prometer una continuación a Fantasea (su primer mixtape), la intérprete de Chasing Time hace oficial el lanzamiento de The Big Big Beat, su nuevo single, pautado originalmente para ser difundido el pasado 7 de febrero de 2016: la noche del Super Bowl L.

Despues de leer, ¿qué te pareció?