Esta semana, la conferencia de la OTAN ha estado en las noticias por muchas razones: debido a los polémicos comentarios de Donald Trump en donde calificaba a los alemanes de ser “muy malos” por vender sus automóviles en los Estados Unidos, y además, por sus declaraciones acerca de la necesidad de gastar más dinero en defensa contra el terrorismo. Sin hablar del famoso empujón que le propinó al primer ministro de Montegenro para que las cámaras lo enfocaran.

Sin embargo, el encuentro de líderes internacionales también tuvo momentos históricos por motivos distintos, ya que el primer caballero de Luxemburgo, Gauthier Destenay, se unió a las primeras damas y parejas de los líderes de la OTAN para una vista a un hospital y a un museo de niños en Bruselas el jueves, mientras que sus políticos esposos se reunían en la cumbre.

Fotografía AP

Fotografía AP

Al igual que se hace en cada reunión de la OTAN, las primeras damas se reunieron para posar juntas en una fotografía realizada en el Castillo Real de Laeken, y en esta oportunidad y por vez primera en la historia, un hombre se les unió como consorte oficial del Primer Ministro de Luxemburgo Xavier Bettel, el único político abiertamente gay en ocupar esta posición en la Unión Europea en este momento.

Fotografía: EPA

El primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, y su esposo Gauthier Destenay. Fotografía: Julien Warnand /EPA

Gauthier Destenay, quien es un arquitecto belga y esposo del primer ministro luxemburgués desde el año 2015, estuvo conversando con figuras como Melania Trump, las primeras damas de Francia y Turquía, y hasta con la reina de Bélgica. Y a pesar de que algunas naciones miembro de la OTAN prohíben el matrimonio igualitario, la visita transcurrió sin ningún problema, a diferencia de lo que al parecer se vivió en la cumbre con todos los esposos.

Despues de leer, ¿qué te pareció?