En Indonesia existe la población musulmana más grande del mundo, en su mayoría conservadores que quieren que los jóvenes eviten “vicios” tales como las drogas y el “sexo libre”, que es el término que muchos utilizan para definir el sexo matrimonial. Y puede ser que el 90% de su población de 250 millones de habitantes sea permisiva para ciertas cosas, pero una banda de thrash metal conformada por tres chicas adolescentes es pedir mucho para algunos, y ciertos sectores han levantado la ceja de un hater machista.

VoB

Fotografía: Rony Zakaria

La banda Voice of Baceprot (abreviado a VoB) existe en el país desde el año 2014, y está conformada por Firdda Kurnia (vcalsta y guitarrista), Eusi Siti Aisyah (baterista) y Widi Rahmawati (bajista). Se formaron cuando encontraron bandas como Slipknot, Rage Against the Machine y Lamb of God, y se descubrieron a sí mismas a través de la música, tal como explica Kurnia.

“Me enamoré del metal la primera vez que lo escuché. Se sentía tan rebelde. Mucha gente piensa que es música satánica, pero estamos demostrando que tiene un lado diferente, y muchos matices”.

Luego de tres años de presentaciones en su país, la banda está proyectándose en el sureste asiático, e incluso han llegado a interpretar sus temas en la televisión nacional. Sus fans crecen cada día más, pero eso no implica que todos estén de acuerdo con tener a tres chicas cantando este género de música.

VoB

Fotografía: Rony Zakaria

De hecho, han recibido amenazas de muerte y cartas de personas conservadoras que las llaman inmorales sólo por tocar la música que más les gusta. La vocalista, Firdda Kurnia, no entiende por qué una cosa tiene que estar completamente alejada de la otra en la mente de las personas:

“Podemos tocar metal y tener integridad moral. Claro que podemos ser musulmanas y amantes del metal.. ¿Por qué no? El metal es simplemente un género musical, El problema es que casi siempre está asociado a cosas malas, pero no tiene por qué ser así”.

Por los momentos, el sueño de la banda es poder lanzar un disco eventualmente, y así poder tener más fanáticos en Asia. No piensan detener su ascenso en el mundo de la música, y se sienten orgullosas de ser diferentes en un ambiente que propicia la conformidad. Para VoB, interpretar el género que más le gusta es un sinónimo de libertad, y esperan que algún día puedan tocar en lugares como los Estados Unidos o el Reino Unido. El cielo es el límite.

Despues de leer, ¿qué te pareció?