Todo comenzó con algo de vandalismo: el artista del grafitti de Los Ángeles Gregory Siff nunca ha sabido mucho de moda, pero siempre se sintió atraído a las enormes vallas publicitarias de Saint Laurent en su ciudad natal, esas llenas de tipos atractivos con gafas de sol y chicas rockeras. Las vallas pronto se convirtieron en el telón de fondo de su grafitti, que desde hace algún tiempo Siff viene dejando también en las paredes de museos como el MoMA y el LACMA. Luego, comenzó a pintar sobre los posters promocionales de las colecciones en las paradas de autobús.

Y un día, mientras visitaba Art Bassel Miami, pintó uno de los tipos atractivos con gafas de sol en una bufanda que terminó regalándole a Anthony Vaccarello, quien el destino decidiría que se convertiría en el director creativo de la casa de modas cuyos afiches y vallas publicitarias Siff se había encargado de llenar de garabatos durante mucho tiempo.

Gregory Siff. Fotografía: Saint Laurent

Gregory Siff. Fotografía: Saint Laurent

Durante su estadía en Saint Laurent, Hedi Slimane parecía pasar buena parte de su tiempo cazando talentos para que formaran parte de sus campañas o sus lookbooks, pero luego de la llegada de Anthony Vaccarello desde Versus Versace, esa tendencia había terminado. Al menos hasta ahora, porque parece que tomó algunas lecciones de Slimane contratando a Siff para que formara parte de su colección Otoño/Invierno 2017 con el diseño de un sweater tejido que asemeja a un autorretrato del artista con la palabra handsome (guapo, atractivo) y que podemos ver debajo:

Gregory Siff. Fotografía: Saint Laurent

Gregory Siff. Fotografía: Saint Laurent

Siff no es ajeno a las colaboraciones: desde el 2007 ha hecho equipo con Helmut Lang, pintando las vitrinas de la tienda de Melrose Avenue en Los Ángeles, así como diseñando algunas cosas para una colección benéfica; y en el 2015, el artista se apareció en la New York Fashion Week luego de que el diseñador Kerby-Jean Raymond lo enlistara para ponerle algo de grafitti a unas chaquetas de cuero y a los pantalones de los modelos de su pasarela — diseños que terminaron en la espalda de cantantes como Zayn Malik, y que lo han convertido en el favorito de coleccionistas como Swizz Beatz.

Ahora, Siff se convirtió en uno de esos tipos atractivos con gafas de sol que él mismo tachaba en las vallas de Saint Laurent. El karma funciona de maneras extrañas en el mundo de la moda.

Despues de leer, ¿qué te pareció?