El diseñador belga Raf Simons ha sido un constante tema de conversación en la industria de la moda desde que el año pasado debutara como el director creativo de la firma Calvin Klein, y desde entonces, su desfiles en la NYFW han demostrado no solo su visión para la marca norteamericana, sino sus diversas influencias. Esta semana, su nueva colección no decepcionó cuando se trató de polémicas.

En la pasarela masculina neoyoquina, Simons trajo un runway hecho como una enorme mesa de madera, cargada con montones de comida y bebida: había cantidades rebosantes de manzanas rojas, arándanos y granadas, aguacates, enormes quesos redondos y salamis, así como pan y lo que parecían ser waffles bañados en chocolate. Hubo innumerables botellas de vino. Incluso, invitados se pararon en la mesa y fueron invitados a participar. Parecía una bacanal antigua.

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: Getty

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: Getty

Todo pretendía evocar, según Simons, los salones de las casas de alta costura de mediados del siglo XX, con sus “cuadros opulentos que recuerdan a una naturaleza muerta flamenca”. Pero cuando salieron los modelos, acompañados de un espectáculo salvaje de y colorido de lásers, era muy claro que los asistentes estaban viendo un universo completamente distinto: el de la cultura de las drogas de Berlín a finales de los 70. Fue colección excitante, con suéteres de punto sin brazos balanceándose desde el cuello; cazadoras anchas de hombros anchos con solapas gruesas; y guantes con brazaletes voluminosos que encerraban las muñecas.

Raf, como todos lo sabemos, es un gran amante de la cultura pop, y en esta oportunidad se inspiró en dos fenómenos de culto. Cuando estaba en la secundaria leyó por primera vez el libro Christiane F. – We Children from the Bahnhof Zoo, escrito por Christiane Felscherinow, Kai Hermann y Horst Rieck, así como su película homónima de 1981: es una biografía cruda que narra la historia de la escena de drogas juvenil de Berlín a través de su protagonista adolescente, llamada Christine F., quien ama a David Bowie, se cuela en una discoteca y termina adicta a la heroína, por lo que debe recurrir al trabajo sexual para poder pagar su adicción. La imagen de Christine fue un leit motiv de la colección.

Los modelos llevaban botas de lluvia y guantes largos y brillantes, grandes abrigos coloridos y suéteres que colgaban del cuerpo de varias maneras inusuales. Algunos llevaban camisetas amarillas o naranjas con forma de delantal que decían simplemente Drugs, otra referencia icónica: los hoodies eran una recreación casi perfecta de las portadas de los libros del mismo nombre de una obra teatral de 1983 del escritor y editor Glenn O’Brien y la escritora Cookie Mueller (musa de John Waters, btw) y quien falleció por causas relacionadas con el SIDA en 1989. El trabajo nunca había sido publicado o llevado a las tablas hasta que fue publicado oficialmente en el año 2016 con las dos portadas de color amarillo (como las píldoras), y naranja (al igual que el envase de la prescripción).

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: Getty

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: Getty

Luego de la controversia causada por el desfile, Simons explicó que su pasarela no buscaba ni glorificar ni condonar la cultura de las drogas, sino considerar la presencia persistente, y casi omnipresente, de los narcóticos (legales o no) dentro de nuestra sociedad, y reconocer nuestra conflictiva relación con ellos. Adicionalmente, una parte de los ingresos de la venta de la colección se destinará a organizaciones que apoyan a aquellos que se recuperan de la adicción a las drogas.

Y si se preguntan qué pasó con toda esa comida en la pasarela, Simons la donó por completo a City Harvest, una organización que alimenta a las personas sin hogar de la ciudad de Nueva York.

A continuación, los dejamos con algunos looks de la colección.

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: JDee Allin.

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: JDee Allin.

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: JDee Allin.

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: JDee Allin.

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: JDee Allin.

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: JDee Allin.

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: JDee Allin.

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: JDee Allin.

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: JDee Allin.

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: JDee Allin.

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: JDee Allin.

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: JDee Allin.

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: JDee Allin.

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: JDee Allin.

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: JDee Allin.

Raf Simons x Calvin Klein AW 2018. Fotografía: JDee Allin.

Despues de leer, ¿qué te pareció?