Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives Style

Así fue como Balenciaga se transformó en la obsesión de los hypebeasts, los raperos y la Internet

Hype. Fotografía: Instagram/kingdemna
Words mor.bo

Si eres fanático de la alta costura, es bastante posible que Balenciaga haya estado en tu radar durante años. La firma fue fundada hace 102 años por el diseñador español Cristóbal Balenciaga, y ahora con sede en París, la casa de moda de lujo está dirigida actualmente por el director creativo Demna Gvasalia, quien también fundó el relativamente nuevo colectivo de diseño francés Vetements.

Ambos nombres son el sinónimo del hype más grande que podría quererse en una era en donde Internet, los hashtags y todo lo que sea viral es el pan nuestro de cada día, y si dudas de lo grande que se ha vuelto Balenciaga desde que Gvasalia tomó las riendas de la marca, tan solo hay que recordar ese capítulo de American Horror Story:  Coven, cuando la bruja Myrtle Snow grita ¡Balenciaaaggggaaaaa! antes de ser quemada en la hoguera. Es un momento deliciosamente horrible y divertido que nos muestra exactamente la influencia que las marcas de lujo pueden tener en la cultura pop.

BALENCIAGAAAAAAAAA! Imagen: FX/Tumblr

BALENCIAGAAAAAAAAA! Imagen: FX/Tumblr

El reconocimiento instantáneo es sin duda el mayor beneficio que puede tener una marca, y si bien Balenciaga es una auténtica casa de moda de lujo, su logotipo y nombre pueden no ser tan conocidos como los de Chanel, Louis Vuitton o Gucci. Pero eso no ha detenido a Gvasalia, quien le ha dado su propio twist a todo el asunto: ya sea a través de estampados que evocan los logos de la campaña presidencial de Bernie Sanders o las emblemáticas bolsas azules de IKEA, Balenciaga utiliza una cierta ironía que funciona perfectamente con Internet y la cultura del meme, así que sus excentricidades son fácilmente aceptadas como geniales.

La burla inherente en los diseños de Gvasalia convierte el lujo en declaraciones descaradas. En el último año, Balenciaga ha sido conocido por sus línea de crocs de plataorma 100% irónicos pero 100% vendidos (a unos USD $900, más o menos), y siempre, siempre explotando el motivo del logotipo como sinónimo de status. Para nadie es un secreto que la moda impulsada por el logo es unos de los recursos más utilizados en este momento gracias a los jóvenes hypebeasts que usan marcas como Supreme, Champion y OFF-WHITE, cuyos logos causan tanto hype como sus piezas.

A$AP Rocky, fiel seguidor de Balenciaga. Fotografía. Getty

A$AP Rocky, fiel seguidor de Balenciaga. Fotografía. Getty

Así que realmente no es de extrañar ver a fashionistas del hip hop como A$AP Rocky, Migos, Jay-Z, Drake, Nas, Snoop Dogg o hasta el mismísimo Kendrick Lamar llevar alguna pieza o accesorio de Balenciaga. Teniendo los medios y el estilo para lucir las piezas, ¿por qué no subirse al vagón del hype en un ciclo perenne de retroalimentación capitalista entre influencers, marcas y un público que ve a ambos como modelos aspiracionales de estilo?

La diferencia es que en este caso, los diseños de Gvasalia parecen tener una metaconciencia propia: su propósito irónico es muy claro e invita a sabiendas una respuesta del público, muchos de los cuales encuentran su trabajo exclusivamente a través de Internet. Demna sabe que cualquiera podría comprar una camiseta casi idéntica de su propio knock-off del uniforme de DHL por una pequeña fracción del precio.

De hecho, Gvasalia quieres que compres una, te tomes una foto y lo etiquetes en Instagram, pues esto convierte su trabajo en un meme que existe tanto en la web como en el ámbito físico. el director creativo afirma que las piezas de Balenciaga y Vetements so solo están “fuera de moda”, sino que están en contra de la moda a propósito: admite abiertamente que lo que hace “es feo, y por eso nos gusta”. Donde la moda una vez aspiró a la belleza y al refinamiento estético, ahora rechaza conscientemente y sin excusas tales aspiraciones, prefiriendo irónicamente aceptar lo feo. ¿por qué creen que ahora las zapatillas deportivas horrendas están de moda? Hace cinco años sería impensable que el Balenciaga Triple S sería el sneaker más deseado de la temporada?

El codiciado Balenciaga Triple S. Fotografía: SavoirFlair

El codiciado Balenciaga Triple S. Fotografía: SavoirFlair

El éxito de marcas como Balenciaga se debe en parte a la creencia de que esta generación tiene poco que ofrecer en términos de cultura, a la idea de que todo ya se ha hecho, o que un compromiso serio con cualquier principio siempre quedará ahogado por sus detractores. De esta manera, la visión irónica funciona como un escudo contra la crítica, perfecto para la era de Internet de Gvasalian.

Con cada lanzamiento y cada pieza ridícula, el director creativo imbuye artificialmente sus productos un éxito cool aparentemente sin esfuerzo que es increíblemente deseable en la moda. Por supuesto, esto es solo una ilusión porque, cada aspecto de sus piezas está completamente pensado para formar parte de la cultura pop y de la conversación diaria: con sus piezas, se burla de la superficialidad arbitraria de la que depende la industria de la moda convirtiéndola en una caricatura, y aliviándolo de la presión de crear algo realmente nuevo.

Puede que sea un approach calculador y cínico, pero sin duda, uno que está hecho para atrapar a las audiencias más jóvenes. ¿Quién se resiste a un meme de la vida real?

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 7
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 2
    Lo amé
  • 4
    Me deprime
  • 4
    WTF!
  • 2
    Me confunde
Canvas

MOR.BO × Lin Zhipeng

$6.000

Jair Bolsonaro en entrevista con Ellen Page: “Creo que es un asunto de comportamiento. Cuando era joven, en términos de porcentajes, había pocos gays. Con el tiempo, debido a las libertades, a las drogas y a las mujeres trabajando, aumentó bastante el número de homosexuales” + More