En el año 1986, el artista Keith Haring estaba de visita en Amsterdam, celebrando su invitación a participar en una exhibición individua en el prestigioso Museo Stedelijk de Arte Moderno, su primero en Holanda, y para quienes construyó su épico Keith Haring Velum, un dosel pintado a mano de 12 metros x  20 metros que fue encargado específicamente por el museo.

Aunque a mediados de los 80 muchos aún consideraban escandaloso invitar a un street artist a hacer una exhibición en un museo, la recepción de la muestra de Haring fue recibida de manera positiva, y como regalo, el neoyorquino decidió dejarle un regalo a la ciudad: un mural gigante de unos 15 metros de alto y que pintó en apenas un par de días. Muestra a una criatura mítica con cabeza de perro, que es montada por una de las famosas figuras x de Haring en una línea blanca continua.

Keith Haring pintando el mural en 1986. Imagen: Juxtapoz

Keith Haring pintando el mural en 1986. Imagen: Juxtapoz

El mural, que se encuentra en uno de los barrios más pobres de la ciudad y en la fachada de lo que solía ser el depósito del museo Stedelijk en ese entonces, fue cubierto un par de años después por láminas de aluminio por razones de control climático dentro de la estructura, y el mural no se vio desde entonces.

Sin embargo, gracias a una campaña realizada por la leyenda de graffiti Aileen Middel (aka Mick La Rock), se hicieron esfuerzos para revelar una vez más el mural gracias a la aprobación de la Fundación Keith Haring, así como el museo Museo Stedelijk y los almacenes Markt Kwartier West, un centro de comidas en Amsterdam que también tiene un mercado en el lugar.

Finalmente, luego de algunos meses de conversaciones, el mural fue exhibido una vez más, y durante las próximas semanas, los restauradores verán la condición del trabajo a revisar si hace falta hacer algún tipo de mantenimiento preventivo en él.

El mural finalmente recuperado. Fotografía: ArtNews

El mural finalmente recuperado. Fotografía: ArtNews

Despues de leer, ¿qué te pareció?