Spoiler alert: en el siguiente artículo damos detalles acerca de la cuarta temporada de Bojack Horseman.

Si aún no erres uno de los televidentes asiduos de la serie animada Bojack Horseman, este es un buen momento para comenzar, pues su cuarta temporada se estrenó el pasado fin de semana en la plataforma de streaming Netflix. Y si no sabes en lo que te estarás metiendo, podemos decirte que es un show animado para adultos, llena de humanos y animales antropomorfos, que similar a lo que sucede con cada episodio de Rick And Morty, utiliza una narrativa divertida para tratar temas sorprendentemente oscuros y graves, especialmente esos sobre los que pocas series se atreven a hablar de manera tan cruda y adulta.

La primera temporada de Bojack se centró en el abuso de drogas y alcohol, así como la depresión crónica del personaje titular, un caballo actor que debe enfrentarse a su vida post-fama, luego de haber sido el popular protagonista de una sitcom en los años 90. En la segunda temporada, se revisa el tema del acoso sexual en Hollywood; y en la tercera temporada, que se estrenó en Netflix en julio del año pasado, se trataron temas como el aborto, los espacios seguros para las mujeres y la sexualidad.

En su nueva entrega, Bojack Horseman nos habló del arduo camino que es convertirse en mejor persona, como nuestro pasado a veces regresa a cobrarnos deudas, y que personas que incluso ha hecho de nuestras vidas un infierno fueron alguna vez sensibles, hermosas y con un corazón lleno de optimismo. Además, el tema de la sexualidad también salió a la vista gracias al personaje de Todd Chavez (interpretado por Aaron Paul, famoso por su rol de Jesse en Breaking Bad).

Bojack Horseman. Imagen: Netflix

Bojack Horseman. Imagen: Netflix

Asexualidad animada

Si bien recordamos, durante el episodio final de la temporada pasada, titulado That Went Well, el amigo de Bojack y el eterno huésped de su mansión, Todd, está comiéndose un helado en un restaurante local con Emily, su ex novia de la escuela secundaria con la que se había reconectado hace poco. Durante la conversación, fantasean sobre lo que harían si tuvieran millones de dólares. Pero la conversación cambia rápidamente de tono cuando Emily le pregunta si es gay. La respuesta de Todd en ese entonces iluminó los corazones de muchos miembros de la audiencia respondiendo lo siguiente:

“No soy gay. Quiero decir, no creo que lo sea, pero tampoco creo que sea heterosexual. No sé lo que soy, creo que podría no ser nada”.

¿Lo mejor de todo? Emily le responde que está bien. Ahora, en la nueva temporada del show, Todd por fin declara públicamente su asexualidad en una escena en la que orgánicamente llega a su propia conclusión. Además, continúa aprendiendo y luchando con su nueva identidad durante toda la temporada, mostrando aunque encuentres una etiqueta para identificarte, eso no significa que hayas arreglado todos tus problemas. Es definitivamente un avance significativo:

Cuando la representación importa

Para Aaron Paul, el actor que le da su voz a Todd, fue muy claro luego de que saliera al aire la tercera temporada del show, declarando al diario The New York Times que Todd era “el primer personaje asexual de la televisión”. Aunque para muchos este título fue por muchos años dado al personaje de Sheldon Cooper de The Big Bang Theory, su historia con su pareja Amy evolucionó hasta el punto que tuvieron relaciones sexuales, como si su personalidad anterior fuese a “arreglarse” para ser “normal” y terminar casado y con hijos.

Tal como explica Lauren Jankowski, una activista asexual y aromántica que dirige el blog Asexual Artists, la representación del espectro de la sexualidad comienza con los guionistas, pues aunque representar a los asexuales es importante, también lo es hacerlo de manera precisa:

“No estamos viendo a guionistas abiertamente asexuales escribiendo estos personajes, y eso es preocupante, pues es importante que alguien con experiencia escriba sobre estos momentos tan vitales en la vida de una persona asexual. Me gustaría ver una normalización con respecto a este tipo de relaciones, pues las platónicas son tan importantes como las románticas”.

La cuarta temporada de Bojack Horseman nos presentó a una pareja potencial para Todd, alguien que incluso lo invita a salir. Él, con un poco de pena, le dice a la chica que es asexual, y ella sencillamente le responde, “lo sé, yo también lo soy, por eso te invité a salir”. Y así, es genial ver un personaje asexual en un programa de televisión convencional. Es aún mejor que las reacciones de personajes, como Bojack y Emily, sean tan positivas, lo cual ya es revolucionario. pero no hay que conformarse: la representación asexual en el cine y la televisión, todavía necesita progreso. Este es solo el primer paso.

Despues de leer, ¿qué te pareció?