Si pensabas que la idea de una “narcopaloma” que transportaba drogas entre dos recintos carcelarios era una idea audaz, pues te contamos que esta semana en Argentina, una ambulancia que llevaba a una menor de 2 años de edad desde la localidad de Formosa hacia el Hospital Garrahan de Buenos Aires, fue interceptada por las autoridades con un cargamento de 85 kilos de marihuana.

El operativo fue realizado por la Gendarmería argentina, quien detuvo la unidad en donde se encontraban la niña junto a su madre y a una enfermera del hospital. La ambulancia pertenecía al Sistema Integrado Provincial de Emergencias y Catástrofes (Sipec) del Gobierno de Formosa, y aunque a primera vista las cosas parecían normales, la policía tenía el dato de que una banda de traficantes estaba utilizando los traslados de pacientes a Buenos Aires para enviar cargamentos con marihuana importada desde Paraguay.

Durante el registro, los efectivos detectaron en la parte trasera del vehículo dos valijas y una caja envuelta en una bolsa de nylon negra de dimensiones y peso inusuales, lo cual inmediatamente llamó la atención del personal. Como se imaginan, procedieron a hacer una revisión más exhaustiva delante de testigos…. y voilá: encontraron 100 “ladrillos” que contenían una sustancia “vegetal”, que luego de los análisis resultó ser marihuana.

Uno de los choferes de la unidad confesó a las autoridades que había sido el encargado de subir las maletas en la ambulancia y la policía reveló que tenía un peso total de 84,814 kilogramos, valuado aproximadamente en unos USD $ 165.000.

Esta no es la primera vez que se descubre un cargamento de marihuana en una ambulancia argentina: el pasado mes de abril, las autoridades incautaron 400 kilos de droga en el doble fondo de una unidad que viajaba entre las localidades de Corrientes a Santa Fe, y en donde viajaban dos choferes y dos mujeres que simulaban ser una doctora y una paciente.

Despues de leer, ¿qué te pareció?