Esta semana se reveló finalmente el lineup de uno de los festivales de música más esperados del año, Coachella, que se celebrará como siempre en el Empire Polo Club de Indio, California, y la gente se sintió increíblemente emocionada de saber que los headliners de este año no serían otros sino Radiohead, Beyoncé y Kendrick Lamar. Y a decir verdad, las celebraciones en Instagram con shorts de jean y coronas de flores estaría muy bien a no ser por un sencillo detalle: el dueño del festival, un multimillonario llamado Philip Anschutz, es un activista anti LGBT, anti-aborto, anti-sindicatos y que tampoco cree en el cambio climático.

Así como lo escuchas. Cada centavo de los boletos de Coachella financian a todas estas organizaciones cada año. Anschutz es el dueño de Anschutz Entertainment Group, la compañía que es dueña de Goldenvoice, que produce el festival de Coachella cada año y que además tiene unas cuantas acciones en los equipos de baloncesto Los Angeles Lakers, Los Angeles Clippers, el Colosseum del Caesars Palace de Las Vegas y la compañía de medios Walden Media, dueña de diarios como The Examiner.

Tal como lo reporta Afropunk, La Fundación Anschutz ha apoyado ampliamente organizaciones abiertamente anti-LGBT. Eso incluye unos $110,000 a Alliance Defending Freedom, $50,000 a National Christian Foundation y $30,000 a Family Research Council, todo esto entre 2010 y 2013. Desde 2008, la Fundación ha donado $ 175,000 a la Fundación Mission América, cuyo presidente considera la homosexualidad como un “desvío”. De igual manera, las compañías de medios propiedad de Anschutz han negado la ciencia climática, considerándola como teorías sin validez.

Hasta los momentos, muchas personas en redes sociales han decidido no asistir al festival, pero no sabemos realmente qué influencia tendría un boycott no organizado. De todas maneras, Coachella seguirá viento en popa con su lineup de artistas, y hasta que veamos lo contrario, parece que estar asociados con un individuo de esta clase no es problemático para muchos siempre y cuando reciban su paga. Veremos si esta revelación causa estragos en la alineación oficial del festival de aquí al mes de abril cuando el evento se lleve a cabo.

Despues de leer, ¿qué te pareció?