Andrés Nusser es de esas personas con las que se podría conversar por horas. Tiene respuesta para todo. Aunque confiesa que “hace un año no escucho música nueva”, lo que viene para él en 2017 ya es toda una novedad. Nos da algunos detalles sobre Karakoram, proceso que dejó un tanto inconcluso antes de Astro y al que se dedicará este año.

“Todo el proceso hasta ahora ha sido súper relajado. Estuve enfocado todo 2016 en armar un álbum y me gustó tanto como suena en banda, que lo voy a regrabar todo en abril.”

“Es un disco más de artesanía y principalmente de fluidez”, comenta enfático, y asegura que no sabe “si la música que voy a mostrar en este disco va a tener que ver con la escena chilena, porque es súper ecléctico y está abierto a todo”.

Andrés Nusser

Fotografía: Prensa

Lejos de “conjeturas”, como define él mismo, asegura: “no estoy tomando en cuenta nada que no sea real o posible de realizar. Nada que no sea una realidad inmediata. Eso te da libertad al minuto de hacer las canciones, te dejas llevar”.

Tal vez será el cambio de año o la energía que transmite, pero cada una de sus palabras demuestran madurez, tanto personal como artística. Afirma que ahora “hay mucho desprendimiento. Obviamente deseo lo mejor para mí y el trabajo que hago, pero no hay miedo. Y no es porque lo tengo asegurado, es porque personalmente terminé de perderle el miedo a la vida, no musicalmente”.

Karakoram Fluvial

Fotografía: Carlos Juica

Sobre el proceso de este nuevo material, Andrés es bastante claro:

“La manera en cómo lo compuse es muy importante. Fue a fines del verano del año pasado aquí en la playa, con un teclado chiquito a pilas y un cuaderno con lápiz, de la manera más simple. Lo que salió de ahí fueron canciones que no importa que arreglo les hagas, pero son canciones tan íntegras en sí mismas que puedes jugar mucho sobre ellas”.

Define a las letras “no tan naif” y “más de cosas personales, que tienen que ver con cosas del pasado, incluso hay una canción que tiene que ver con la misma separación de Astro. También hay canciones que hablan un poco ese rollo metafísico en el que estaba metido de manera más natural, como lo concibo en la realidad”.

Andrés Nusser

Fotografía: Toti Ugalde

Adelanta que Sentimental, es una canción que ha estado tocando en vivo, y que los resultados de este proceso nuevo los comenta con cautela:

“Recién me meteré a estudio en abril, lo que significa estar listos para el segundo semestre.”

Aunque si hay algo que sigue intacto son las “muchas ganas que tenemos de tocar, sólo por el hecho de hacerlo”.

El ex líder de una de las bandas claves en la escena indie, define esta nueva etapa como “sin pretensiones”. A su juicio, “no significa que no haya mucho trabajo detrás, pero se trata de cumplir ideales. Ese tipo de pensamiento no se entromete en el proceso creativo, no daña la canción ni el disco, está tan ajeno y lejano”. Mientras repasa algunas de las etapas con las que ha tenido que trabajar para llegar nuevamente al origen, nos cuenta:

“Son canciones fáciles de escuchar y no hay ninguna intención de complicar nada en el proceso de este disco. Lo que estoy buscando, o que de manera automática ha ocurrido es que todo se guíe hacia la sencillez.”

Sobre el estilo y la influencia que podría tener este nuevo Karakoram, Nusser pone el acento en “un sonido nuevo y bien original, dentro de este indie pop, psychodelic rock, pero bien desmarcado. Es un disco con mucho piano acústico, que es algo que nunca había hecho antes. El vivo es más eléctrico, pero en estudio agregáremos más piano porque llegó un piano a mi casa, que influenció mucho la sonoridad del disco”.

“Yo creo que va a ser un disco bonito, con pasajes muy relajados, y al mismo tiempo bastante histéricos que es algo más propio del Karakoram antiguo”, delinea sobre esta etapa musical, y enfatiza que “hoy podría trabajar tres años Karakoram y simultáneamente trabajar otro proyecto o abrir otro. Que la música se haga solo por la música y nada más”.

Los dejamos con lo más reciente del nuevo proyecto musical de Nusser, Karakoram:

Despues de leer, ¿qué te pareció?