La fotógrafa Alexandra Leese vive y trabaja en Londres, pero hay una segunda ciudad a miles de kilómetros de distancia que la artista llama hogar su hogar, pues es mitad británica y mitad china: nació y creció en Hong Kong hasta los 11 años cuando se fue al Reino Unido con su hermana para ir a la escuela, y luego terminó quedándose para obtener un título de licenciatura en Bellas Artes en el Chelsea College of Art, pues quería convertirse en artista plástica.

Sin embargo el destino tenía otros planes para ella. Aunque realmente nunca había tomado fotografías en serio (tenía una cámara digital “de mierda” para tomar fotos de personas para sus pinturas), tuvo la suerte de tener una gran tutora que vio su potencial en el medio fotográfico, así que terminó adquiriendo una cámara de 35 mm de Portobello, y luego de comenzar a usarla, nunca miró hacia atrás.

Una de sus series más recientes se titula Boys of Hong Kong, una ciudad llena de una diversidad masculina increíble. En uno de sus viajes, Alexandra decidió capturarlos para desafiar la idea occidental del hombre chino, tan rodeado de estereotipos. En esta serie de retratos, la fotógrafa muestra no solo la verdadera belleza de los hombres de esta ciudad, sino la manera en la que en los últimos años muchos de ellos han querido darle la vuelta a esa idea preconcebida de la masculinidad asiática, buscando una imagen más romántica, sutil y menos heteronormativa.

“A lo largo de mi proyecto observé que esta generación de jóvenes es particularmente consciente de sí misma. Conocen los estereotipos comunes, y muchos de ellos se están alejando consciente o inconscientemente de esas ideas con un fuerte deseo de encontrar una identidad única y no ser definidos por las expectativas de otras personas. Siento que existe entre los jóvenes el deseo de mirar más allá de la burbuja, ser aventureros, curiosos y de mente abierta”.

Tal como vemos en las imágenes, la serie se centra en una diversidad de hombres dentro de la cultura juvenil de Hong Kong, desde escolares hasta artistas, ilustradores, patinadores, ciclistas y tatuadores. Representan un rango de sexualidades y antecedentes, y un despertar para una nueva masculinidad que quiere separarse de los viejos conceptos tóxicos de lo que significa ser hombre.

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Boys of Hong Kong. Fotografía: Alexandra Leese

Despues de leer, ¿qué te pareció?