A partir de esta semana, ya podemos usar la palabra “bizarro” como sinónimo de “extraño, raro, insólito’, tal como lo indica el Diccionario de Americanismos de las Academias de la Lengua Española. Anteriormente, se había prohibido por considerarse una palabra proveniente del francés (bizarre), pero ya que su uso se ha visto tan extendido, en especial en países de Latinoamérica como Puerto Rico, Chile y Argentina, dedicieron romper las cadenas que ataban la palabra al significado de “valiente” o de “generoso, lucido, espléndido”.

Esto fue lo que Fundéu, la Fundación del Español Urgente, publicó esta semana al respecto en Twitter:

Hasta los momentos, la RAE sigue censurando este uso, pero según explica el coordinador general de Fundéu, Javier Lascurain, el hecho de que una palabra tenga origen foráneo no quiere decir que su uso esté mal, pues al fin y al cabo, el idioma es algo que siempre está en evolución.

“No tiene por qué ser malo que sea de procedencia extranjera. Nos han venido miles de significados de fuera. Una cosa es que pensemos que es innecesaria y otras veces, hay que rendirse a la evidencia. Llega un momento en que no está mal.”

Se espera que el Diccionario de la Real Academia Española lo incluya en su próxima edición, aunque hasta los momentos le parezca a los académicos un poco bizarro.

Despues de leer, ¿qué te pareció?