Ya han pasado casi 20 años desde que vimos por primera vez a Christina Aguilera cantando Genie In A Bottle, su single debut de 1999 y en el que se lanzaba al ruedo del pop para competir con las princesas reinantes de ese entonces como Britney Spears, Brandy, Monica o Mandy Moore. Desde entonces se ha transformado en la fiera y sexual X-Tina, en una pin-up girl, en Lady Marmalade, en showgirl y en una vocalista consagrada con los altibajos típicos de una carrera en la música pop, pero en su hoja de vida pueden incluirse cinco Grammys, 50 millones de discos vendidos, un divorcio, dos hijos, u un exitoso paso por el programa de talento The Voice.

Ya han pasado 6 años desde su disco Lotus, que aunque pasó un poco por debajo de la mesa la hizo acreedora de un disco de oro por ventas. Ahora, llegó el momento de una nueva transformación para Christina: el próximo 15 de junio lanza su disco Liberation, con colaboraciones de Ty Dolla $ign, 2 Chainz, Anderson .Paak, Julia Michaels, Demi Lovato, Keida y Shenseea y producido completamente por la misma Aguilera, quien a sus 37 años ya sabe a cabalidad qué es lo que quiere:

“Siempre he sido alguien que, obviamente, adora experimentar, adora los dramas, le encanta crear una historia e interpretar a un personaje en un video o en un escenario. Soy un artista intérprete o ejecutante, eso es lo que soy por naturaleza. Pero estoy en el lugar, incluso musicalmente, donde es una sensación liberadora ser capaz de despojarte de todo y apreciar quién eres, así como tu belleza cruda”.

Ese cambio que la hizo aparecer hace un par de meses en la portada de la revista Paper sin maquillaje y ofreciéndonos un vistazo a esa belleza cruda de la que habla, ha estado inspirada por algunas influencias musicales con las que todos nos podemos identificar. En estos días escucha a artistas como Childish Gambino, Chance the RapperCardi B, por quienes dice sentirse impresionada por su creatividad, ingenio y originalidad.

En su nuevo disco, Christina también hizo equipo con Kanye West, quien también la ayudó a componer y producir su nuevo single, Accelerate, en el que la acompañan Ty Dolla $sign y 2 Chainz, y cuyo video estrenó la mañana de hoy. West y Aguilera comenzaron a trabajar en el estudio de Rick Rubin antes del lanzamiento de The Life of Pablo, y el rapero también es responsable por la co-producción de un par de temas más, incluyendo Maria, un track que samplea a Michael Jackson y en el que podemos escuchar un poco del musical The Sound of Music.

La primera oferta de Liberation es una canción indudablemente sexual, pero también retorcida y urgente; una que pulsa con sonidos old school del techno y electro de Chicago, mientras el acid house baña al track en algo más que pop y la más que increíble voz de Christina, quien también protagoniza el video como única figura central bajo la dirección de Zooey Grossman. Es en turnos agresiva e inocente, con sus pezones cubiertos con adhesivo color negro y cubierta de miel mientras la desorientadora dirección de fotografía nos lleva a un lugar oscuro, quizás fetichista.

Welcome back, Christina.

Despues de leer, ¿qué te pareció?