El mundo del cine – desde tiempos que quizás no recordemos – ha querido traspasar los límites de nuestra mente al exponernos a temáticas complejas e intrincadas. Ya sea porque nos impulsan a pensar más allá de la caja, a salir de los márgenes establecidos y a procesar cada escena para no perder ningún momento, a estas películas en inglés solemos llamarlas mindfucks, porque literalmente te joden la mente en términos visuales, intelectuales y argumentales.

Aquí tenemos algunas de este tipo, ya sea para recordarlas en tu lista de pendientes o para ir corriendo a verlas. 

1. Primer (2004)

La pantalla disfruta cuando el recurso de viaje en el tiempo aparece, y es aquí cuando la imaginación, la ciencia y lo que pueda ser real o no entran en juego. Primer es una película con escasos recursos dirigida por Shane Carruth que logra dejarnos completamente marcando ocupado, cuando dos amigos construyen una máquina que es capaz de hacer retroceder en el tiempo el objeto que esté en su interior. De ahí en adelante, muchas líneas temporales, acontecimientos que no están en orden y a ratos, todo puede ser confuso. Por suerte, Internet es sabia y aquí pueden encontrar la explicación de todas las líneas temporales de la película. Si eres fanático de los viajes en el tiempo, éste es un film indispensable. ¿Mencionamos que está escrita, dirigida y actuada por la misma persona? 

2. The Fountain (2006)

Una oda a la vida, a la muerte y a las cosas que no podemos cambiar. Su director, Darren Aronosfky, intenta plasmar lo que la naturaleza humana ha intentado buscar toda su vida: la búsqueda de la inmortalidad, trascender en el tiempo y en el espacio. Con esto, logra crear una obra delicada y vulnerable, pero lo suficiente intrincada para que esté en esta lista. ¿El resto? Metáforas y simbolismos que sólo nosotros podemos interpretar.

3. Videodrome (1983)

Bajo el alero del director David Cronenberg, esta cinta nos habla sobre los extremos de la televisión, cuando el protagonista, quien dirige un canal de TV, busca desesperado la forma de tener más audiencia. Ahí es donde se encuentra con un extraño profesor, quien le expone que el futuro de la vida humana es ser suplantada por la televisión. Después de eso todo va cuesta abajo, vemos una unión de la máquina con el cuerpo y el terror biológico que sólo Cronenberg desarrolla a la perfección… “Long live the new flesh.”

4. Jacob’s Ladder (1990)

A primeras esta película pareciera ser el típico film bélico sobre Vietnam: el soldado que se salva del horror para despertar luego de años sin saber con certeza qué pasó, recordando momentos y situaciones que claramente no encajan con su vida actual. En búsqueda de lo que pasó de regreso post-guerra, una serie de sucesos perturbadores fuera de toda lógica comienzan a ocurrir y nuestro protagonista se cuestiona lo que realmente es real y lo que no. Una película de culto en los 90 que recientemente a mostrado interés de volver a la pantalla con un remake.

5. Predestination (2014)

Predestination es un mindfuck por donde se le mire y es por eso que forma parte de lista. Bien podría ser un licuado de muchas historias sobre el viaje en el tiempo, pero termina siendo algo más. Recomendada para todo quien disfrute de paradojas y de ciencia ficción. Una película que si bien es cierto tiene todo lo necesario para romperte el cráneo comentándola y analizándola, también tiene lo necesario para conmoverte.

6. Memento (2000)

Cuando una amnesia anterógrada llega a la vida de Leonard Shelby después de una traumática experiencia, él sabe que su vida cambiaría. Ya no podría crear recuerdos e historias nuevas de nuevo, por lo que para intentar recordar, genera un extraño sistema recopilador de datos. Sus historias, entre tatuajes y polaroids dejan entrever cada vez más sucesos que podrían esclarecer la muerte de su mujer y la razón de su amnesia. Pronto Lenny llega a la conclusión de no saber en quién confiar, ni siquiera en él mismo. Una seguidilla de tomas, escenas intercaladas y la forma de su relato la hacen del segundo film de Christopher Nolan algo complejo de entender.

7. Mulholland Dr. (2001)

Cuando se menciona cualquiera de las películas de David Lynch, es sabido que no se nos dará algo fácil de digerir. Sobre todo cuando tienes que debatir si muchas partes del film son secuencias dentro de un sueño o no. Sea como sea, Mulholland Dr. es inquietante, nos deja muchas cosas sin responder y a nuestros cerebros dando vueltas.

8. Perfect Blue/Pafekuto Buru (1997)

Quizás una de las obras más aclamadas del fallecido Satoshi Kon, Perfect Blue es un thriller psicológico e inspiración para muchas cintas posteriores, que nos hace cuestionar durante una hora y veinte minutos qué es real y qué es un sueño; algo que Kon siempre supo muy bien cómo exponer. Es la historia de Mima Kirigoe, una cantante que deja su carrera para entrar al mundo de la actuación. En ese viaje Mima tendrá que pasar por una transformación, afrontar sus miedos, conocerse a sí misma en su camino a la madurez y hallar la sanidad mental.

Despues de leer, ¿qué te pareció?