Madrid tiene muchas cosas buenas: que si gente guapa, que si gente libre, que si mucha gente. Que si el encanto de lo castizo, que si el esplendor de lo cosmopolita, que si lo soportable de lo moderno. Que si Manuela Carmena, que si Manuela Malasaña, que si el Café Manuela. Que si el Café Comercial, que si café y bocata de calamares del Brillante. Que si brillantes historias de unas calles despiertas 24/7 y que sí, que de Madrid al cielo, pero aquí nos estaba fallando algo.

A Madrid le faltaba un jodido festival para los de casa y algunos pocos más, para celebrar San Isidro o lo que te venga en gana, para dar voz a quienes no tienen suficiente y para ver alguna estrella más que las cuatro de todas las noches.

Entonces en 2014 llegó el Festival Tomavistas, tomándose después un año de descanso y cambiando de ubicación para su segunda edición, convenciéndonos ahí de que no podíamos fallar a su tercera: del 19 al 21 de mayo de este año. Y tranquilo si aún no entiendes este idioma, que aquí tienes nuestras siete razones por las que Madrid se merece un festival como este:

1. Este es el cartel, muchachos:

 

2. Se celebra en el Parque de Enrique Tierno Galván

Si un festival acierta con el cartel, ya hay mucho ganado. Si además lo hacen con el recinto, poco queda que reprochar. Madrid se merece un festival como el Tomavistas porque se celebra en un rincón único que hay que saber aprovechar: el Parque de Enrique Tierno Galván, idóneo para refugiarte del ajetreo de la ciudad y fetén para tus buenas fotos de Instagram.

3. Estrena la temporada festivalera de muchos

Compañero festivalero, todos sabemos que el festival con el que desvirgamos la temporada siempre es especial. Madrid tenía que vernos así de emocionados, así que gracias por elegir el mes de mayo, señores del Tomavistas.

4. Porque ellas “no son la novia, no son la amiga, no son la prima, ni la vecina…

… Deja de buscarme, no estoy en la lista. ¡Mira mi pulsera: yo soy artista!”. Esto que cantan Las Odio, confirmadas en el Tomavistas, no ocurrirá en el backstage de este festival. Como pocos, han sabido apreciar la presencia femenina y casi el 50% de las bandas cuentan con mujeres en sus filas. Y sí, esto merecemos verlo en Madrid y en el resto del mundo.

5. Puedes comprarte la entrada y llegar a fin de mes

No te vamos a contar nada que no sepas sobre el precio con el que están ahogando por ahí arriba la cultura, pero sí te podemos decir que encontrarás pocas (por no jugárnosla diciendo que ninguna) propuestas de las dimensiones del Tomavistas con un abono por menos de 65€. Puedes comprar este y otro tipo de entradas aquí.

6. Porque la responsabilidad ambiental existe

En una ciudad como Madrid, donde la contaminación alcanza niveles realmente preocupantes, siempre es de agradecer que alguien mire por el medio ambiente. El Tomavistas, además de todo lo que te venimos comentando, es un festival que apuesta por el respeto a la naturaleza. Así lo demuestran las diversas medidas de su Plan de Gestión y Producción Sostenible.

7. Porque todos lo necesitamos

No queremos que esto parezca una charla de coaching personal, pero es que… en serio, planes así son ese descansito para respirar felicidad que todos necesitamos.

¡Ey! Y cuando decimos “todos” es “todos”: el festival Tomavistas y sus instalaciones están pensadas para público de todos los gustos y edades, para que los más pequeños descubran el maravilloso mundo de la música en directo y los más mayores lo disfruten como el primer día. El habitat natural para los animales de ciudad, así que venga, vete llamando a tu abuela.

O, al menos, empieza a crear el grupo de WhatsApp: Tomavistas ‘17 (emoticono notas musicales, emoticono cerveza, emoticono flamenca). ¡Te esperamos bailando en cualquier escalón del escenario principal! (emoticono corazón).

Despues de leer, ¿qué te pareció?