Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Film / TV Lists

7 razones por las cuales ver la peor película de la historia: “The Room”

Fotografía: Wiseau Films
Words Mirangie Alayon

Este verano marca el 13 aniversario del estreno de una de los peores (y mejores) películas de todos los tiempos: The Room, la obra maestra del desastre de Tommy Wiseau que se convirtió en un clásico de culto. El film cuenta la historia de un hombre llamado Johnny, un personaje que al parecer encarna el sueño americano con un acento que es una mezcla de Christopher Walken con francés y un toque de Arnold Schwarzenegger con ruso. Johnny tiene una amorosa prometida llamada Lisa y un joven amigo llamado Denny. Ambos viven en un “hermoso” (nótese las comillas) apartamento en San Francisco. Un día, Lisa se aburre de Johnny y decide dormir con su mejor amigo, Mark. Y entonces… bueno, es realmente complicado explicar lo que pasa, pero esa es la trama.

Para ser honestos, esta descripción hace que The Room suene como una película con una lógica estructurada, y no hay nada más lejos de la realidad: este es uno de los filmes peor escritos, actuados, y dirigidos de la historia. Pero luego de verla por primera vez, se vuelve una experiencia que debes vivir junto a un grupo de amigos: es extravagante, con diálogos memorables y escenas de sexo inolvidables.¿Todavía no te convence? Pues veamos algunas de las razones por las cuales debes ver este legendario y terrible film.

7. Porque es arte

Philip Haldiman y Tommy Wiseau en "The Room"

Fotografía: Wiseau Films

Tommy Wiseau hizo esta película como un Orson Welles moderno: para que la gente apreciara su talento incomprendido. En The Room vemos de la manera más perfecta cómo Tommy Wiseau habla, cómo Tommy Wiseau camina, cómo Tommy Wiseau come, cómo Tommy Wiseau pelea con criminales. Es un drama moderno centrado en su creador.

6. Las escenas de sexo

Tommy Wiseau y Juliette Danielle en "The Room"

Fotografía: Wiseau Films

Velas, lluvia en las ventanas, pétalos de rosa, ropa colgando de la cama… estas escenas están llena de exquisitos clichés y la balada de amor más cursi de la historia. Además son tan incómodas y prolongadas que sientes que estás viéndolas junto a tu abuelita mientras teje.

5. La risa de Tommy Wiseau

Tommy Wiseau en "The Room"

Imagen: Wiseau Films

Después de verla unas tres veces, es posible que puedas imitar la risa del director y actor principal de la película. Además, podemos disfrutar de ella casi al final de cada una de sus líneas, pues Johnny ríe siempre sin mucha explicación, sin importar qué grave o deprimente sea la conversación. Incluso después de enterarse de que alguien fue golpeado y hospitalizado, se ríe de la manera más relajada. Un buen juego: tomarse un shot de tequila cada vez que escuches esta risa.

4. La escena que abre el film

Al momento en que Johnny entra, saluda a su futura esposa (nunca dice prometida) con la voz más alta posible y le da un vestido rojo para que se lo pruebe. Denny, un vecino, comenta delante de Johnny lo caliente que se ve Lisa con el vestido, estableciendo una perturbadora dinámica que se repite durante toda la película. Aún así, es una escena divertida cuando se escucha lo pobre que es el diálogo, que pese a todo, funciona en el marco de esta infame película.

3. “¡ME ESTÁS DESTROZANDO, LISA!”

Esta es, sin duda, una de las líneas más icónicas del film. La emoción y el melodrama contenidos en esta escena son tan exagerados que no puedes evitar reírte.

2. Nos hace cuestionarnos

Tommy Wiseau y Greg Sestero en "The Room"

Fotografía: Wiseau Films

Pese a todo lo terrible que sucede en la película y en la trama, al finalizar quedamos preguntándonos no sólo sobre lo que acabamos de ver, sino sobre el destino de muchos personajes. La madre de Lisa, Peter, Chris-R. ¿Qué les pasó? ¿Quién era ese tipo en la fiesta? ¿Por qué juegan fútbol vestidos de traje?

1. La escena en la azotea

Estos son los mejores, más fascinantes e inusuales cinco minutos de cine que podrás ver en la pantalla. Los estados de ánimo, las emociones y los diálogos en esta escena cambian con la velocidad de un rayo, convirtiéndola en algo que llega a lo surrealista. No sabemos exactamente si hay furia, frustración o ligereza en este terrible segmento donde los efectos especiales son torpes e incómodos, y terminamos escuchando a Johnny dándole lecciones de vida Denny antes de que sugiera salir a comer. Es una obra maestra del absurdo.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 13
    Me gustó
  • 9
    Me prendió
  • 8
    Lo amé
  • 3
    Me deprime
  • 17
    WTF!
  • 5
    Me confunde
No gender t-shirt

MOR.BO × Skinitchi

CLP $15.000
Limpiar

Conoce a Lachlan Watson, el actor no binario de 17 años: “Yo estaba como, ‘estoy presentándome como alguien trans, ¿por qué sigo siendo tan infeliz? Cuando te embarcas en una vida queer, cuando intentas descubrir quién eres, te sientes muy solo…” More