Hace un par de semanas vimos el trailer de Phantom Thread, la nueva película del director Paul Thomas Anderson, y la que aparentemente será la última del actor Daniel Day-Lewis, quien piensa retirarse del oficio. Las aspirantes a Mejor Película Extranjera de este año parecen ser mejores que nunca, y tenemos a Meryl Streep y a Tom Hanks en una misma cinta. Esto sólo quiere decir algo: la temporada de premios está sobre nosotros.

Pero los mejores filmes del año no necesariamente provienen de grandes estudios y directores: Get Out ha probado ser una de las favoritas de los premios independientes, al igual que el romance gay Call Me By Your Name, que ya está siendo nombrada como una de las que tendrá más nominaciones. Sin embargo, hay pocas producciones cinematográficas que sea referida constantemente por la crítica como una película perfecta, y este es el caso de Lady Bird de Greta Gerwig, protagonizada por Saoirse Ronan y que nos cuenta de manera particular el paso de la adolescencia a la vida adulta.

Esta semana, la película obtuvo en el popular website RottenTomatoes una puntuación perfecta al ser el filme con mejores reseñas de la crítica de toda la historia (superando incluso a Toy Story 3), y hoy les traemos algunas razones por las que no debes dejar que pase bajo tu radar.

1. Tiene una protagonista kick-ass

Interpretada por Saoirse Ronan (quien el ño pasado estuvo nominada al Oscar por su actuación en Brooklyn), Lady Bird cuenta la historia de Christine McPherson, una adolescente rebelde que va a una escuela secundaria católica en Sacramento, y que anhela asistir a una universidad de Nueva York. Le exige a todos que la llamen por el apodo Lady Bird, y es el tipo de personaje femenino joven que contiene profundidades: es una extraña combinación de desconfianza e inseguridad, y es el tipo de persona que destrozaría su boleta de calificaciones frente a sus profesores y se comería las hostias de comunión como bocadillos.

2. Va a hacer que aprecies más a tu mamá

La directora del filme, Greta Gerwig, tiene 34 años y se inspiró en su propia historia como una adolescente californiana, aunque dice que terminó haciendo una versión idealizada de sí misma mientras le escribía una carta de amor a su ciudad natal y a su madre, que en la película es el centro del conflicto.

“El núcleo de esa relación está muy cercano para mí, porque hay un profundo profundo amor y sentido de lucha constante que surge del hecho de la madre de Lady Bird y la mía son en muchos sentidos la misma persona, pero alguien sin quien no sería la persona que soy hoy”.

3. Se aleja de los clichés adolescentes

Además de su relación con su madre, el personaje de Lady Bird deberá navegar en un universo escolar lleno de amigos y claro está, citas. Deberá pasar por problemas relacionados con la lealtad, la traición, la virginidad, la homosexualidad, la honestidad, el engaño y algunas audiciones dolorosas y aterradoras para el musical de la escuela. Además, dos muchachos muy diferentes el uno del otro entran en el mundo de Christine con efectos muy diferentes, mostrando los matices más dulces y oscuros de la masculinidad adolescente.

4. Su banda sonora  te llevará a la década pasada con un throwback

Aunque Lady Bird se siente como una película relativamente retro (está ambientada en esa era borrosa de finales de los 90 y principios de los 00), Gerwig tuvo cuidado de no hacer que los intereses de la cultura pop de su adolescencia y sus obsesiones musicales fueran demasiado obsoletas o maduras, por lo que armó una banda sonora llena de Top 40 y rock alternativo: es por ello que la película incluye tanto temas como Hand In My Pocket de Alanis Morrisette, Cry Me a River de Justin Timberlakey Crash Into Me de Dave Matthews Band para reflejar momentos de amistad y desamor… sin sonar demasiado cool. De hecho, la directora pidió los derechos de las canciones mandándole cartas a casa uno de estos músicos.

5. El filme está dedicado a la adolescencia femenina

Sin importar si estás pasando por esa importante época de tu vida o si la pasaste hace algún tiempo, Gerwig dice que quiso darle una película a todas las mujeres que alguna vez tuvieron una juventud difícil, pues casi siempre vemos en el cine la contraparte masculina.

“Creo que la película trata de esta sensación universal de llegar a la madurez, ese momento en el que recién estás empezando a descubrir quién eres, quién quieres ser y qué camino deseas elegir. Durante muchos años, ese género estuvo dominado por hombres jóvenes, y creo que era necesario tener la versión femenina de filmes como The 400 Blows y Boyhood“.

De acuerdo con Gerwin,

6. No es una chick-flick de romance

Para quienes estén buscando una película llena de romance con una protagonista de 17 años de edad, no van a encontrar eso con Lady Bird, pues su directora decidió que no había muchas muchas películas sobre chicas adolescente en donde ese rol prinipal no estuviera necesariamente relacionado a tramas románticas en donde siempre se termine con un chico ideal. En cambio, esta película hace preguntas más importantes, como si veremos a Lady Bird lograr ser la persona que aspira con todo el poder de su personalidad y sus logros, más allá de sus intereses románticos.

7. La crítica la ama

Si bien es cierto que los críticos de cine no siempre tienen la razón, es alentador ver a tantos escribir reseñas que reconozcan que la experiencia adolescente femenina es valiosa. El comentario más usual es que muchos desean que esta película hubiese existido cuando eran adolescentes, pues captura el vaivén de emociones, incomprensión y dolor escondido en las relaciones que tenemos con todos quienes nos rodean, y que sólo podemos analizar una vez que ha pasado el tiempo, y la independencia y la distancia nos ofrece una perspectiva que se eleva revoloteando con la esperanza de mil posibilidades que se quedaron en el pasado.

Despues de leer, ¿qué te pareció?