Spoiler alert: Este post está lleno de revelaciones importantes acerca de la primera temporada de Ozark, así que si no la has visto, ¡léelo a tu propio riesgo!

El pasado mes de julio, Netflix estrenó una de sus nuevas series originales: Ozark, sin suda una de las series más oscuras de la televisión en estos momentos, y una en la que Jason Bateman interpreta a Marty Byrde, un asesor financiero que tiene otro trabajo que nadie conoce: lava dinero para uno de los principales carteles de droga en México, así que durante 10 capítulos lo vemos tanto a él como a los demás personajes del show enfrentándose a decisiones imposibles.

Vale la pena destacar que la dirección (encabezada por el mismo Bateman junto a Andrew Bernstein, Ellen Kuras, y Daniel Sackheim) y la cinematografía (un equipo conformado por Ben Kutchins, Pepe Avila del Pino, Michael Grady y Armanso Salas) son uno de los protagonistas silenciosos de la producción, pues se encargan de crear esa atmósfera neo noir que se mete entre los poros durante cada episodio con tomas y secuencias que nos sumergen en el corazón de la trama

Uno de los logros más importantes de Ozark en esta primera temporada, y en particular en una era de dramas intensos, es hacer que cada una de esas malas situaciones, sin importar lo extremas que son, se sientan reales para los espectadores: al principio de la serie, cuando Marty es asaltado con un arma, realmente parece posible que pueda morir a pesar de ser el protagonista, ya que todos sus amigos y compañeros de trabajo fueron asesinados por un sicario sin remordimientos, cuya única intención es acabar con él también.

Más adelante, cuando su hija se está ahogando en un lago, no sabemos si en verdad podrá salir o sobrevivir del incidente en caso de ser rescatada. Finalmente, en el último episodio, vemos a un predicador que parece estar matando a su propio hijo. En un mundo corrupto y amoral, cualquier cosa es posible, como si las puertas de la imaginación se abrieran a los escenarios más macabros posibles. Y durante 10 capítulos acompañamos a Marty a perder su sentido de la ética y un poco de su humanidad para lograr cumplir con la tarea impuesta por el jefe del cartel.

Aunque el final parece haber sido relativamente feliz, con la esposa y los hijos de Marty escapando de las garras del cartel y los Snell, y con un reencuentro que parece augurar que lo peor ha pasado. Pero después de una decena de episodios, sabemos que esto no ha terminado, así que hicimos una lista de dudas que la serie debe resolver en su segunda temporada.

1. ¿Qué pasará cuando el cartel se entere de lo que pasó con Del?

Durante toda la primera temporada, Marty siempre tuvo un poderoso y oportuno as bajo la manga, pues sin importar qué crímenes había cometido o cuánto dinero había lavado, tenía a un narcotraficante sobre el hombro, esperando su dinero. Cada vez que Marty estaba en problemas, se aparecía Camino Del Río y las cosas se calmaban, pero al final de la temporada, Buddy terminó matando al informante de Del, García, y como si eso fuera poco, los Snell asesinaron a Del. La verdad es que no sabemos cómo este montón de criminales van a tomarse la noticia, pero lo más seguro es que haya represalias sangrientas.

2. ¿Dónde está Grace?

Seamos sinceros: los Snell posiblemente… bueno, definitivamente asesinaron a la esposa de un pastor y se llevaron a su bebé. ¿Alguien nos puede decir en dónde demonios está el cuerpo de Grace Young, y qué horrores tuvo que soportar durante los últimos momentos de su vida? Además, también nos preguntamos si el pastor Mason tendrá idea de lo que realmente le pasó a su esposa.

3. ¿Qué mierda está pasando con los Snell?

Miren, en este punto estamos seguros de que los Snell podrían protagonizar su propia versión de The Texas Chainsaw Massacre: En el transcurso de la primera temporada, esta aterradora pareja fueron los líderes de su propio cartel de opioides; esquivaron la ley; se enfrentaron a Marty; probablemente asesinaron a la esposa embarazada de un pastor y le quitaron el bebé, y además asesinaron a varios miembros de un cartel. No sabemos qué es lo que se viene con esta gente pero ahora Marty está atrapado en sus redes y AAAHHHHH. Necesitamos saber todo ya.

4. ¿A dónde diablos se fue Rachel?

Ah, Rachel, estuviste tan cerca de no saber nada de esta mierda. Pero por desgracia Marty durante toda la temporada tuvo la mala costumbre de decirle a quien se le atravesara por delante que estaba lavando dinero, aunque al final de la temporada aprendió a ser un poco más discreto. El hecho es que la bartender y dueña del camping, Rachel, ahora no sólo sabe sobre los crímenes de Marty, sino que no contenta con eso, decidió dejarlo todo atrás después de haberse llevado una buena tajada del dinero que Marty escondió. Cuando éste (¡y el cartel!) se enteren de esto, va a caer una bomba. Ojalá te hayas ido Kazajistán, Rachel, porque te van a seguir hasta el fin del mundo.

5. ¿Qué pasa con Jonah?

Esto es lo que sabemos sobre el hijo más joven de los Byrd: Le gustan los animales muertos, matar a los animales, tener armas, y tampoco le importa tener que utilizar a otras personas como Tuck para obtenerlas ilegalmente. Puede que Marty y su esposa Wendy quizás se hayan preguntado alguna vez si su hijo estaba mentalmente estable, pero necesitamos una respuesta.

6. ¿Y Buddy Dieker?

Oh, Buddy. Buddy está en muchos problemas pues no mató a cualquiera, sino a un informante de confianza para un traficante de drogas increíblemente poderoso. Aunque tenga una enfermedad terminal, esto no es una buena noticia para nadie, así que nos preguntamos qué va a pasar una vez que el resto del crew de Del se entere de quién mató a García. Además, no estamos muy seguros de que los Byrd deberían regresar a casa de Buddy después de esa reunión al final de temporada.

7. ¿Qué hay en ese lago?

Tal vez sea una teoría extraña de nuestra parte, pero nos hemos dado cuenta de que cosas extrañas suceden en ese lago en Ozark.  En dos oportunidades diferentes, dos personas diferentes casi se ahogan en el lugar: Charlotte casi se muere mientras tomaba un baño, y en el episodio final vimos al pastor Mason casi ahogando a su hijo recién nacido. No sabemos qué piensen ustedes, pero hay algo extraño allí. Así que pudo haber sido suerte o el destino, pero algo pasa en ese lago.

Si aún no has visto Ozark (¿qué haces aquí? ¡¿te leíste todos los spoilers?!), te informamos que la primera temporada ya está disponible en Netflix, y que deberías verla toda, pues ya la plataforma de streaming renovó la serie para una segunda temporada. A continuación, te dejamos el trailer:

Despues de leer, ¿qué te pareció?