Sion Sono es un nombre que podría no ser inmediatamente reconocible para muchos, pero absolutamente debería serlo. Su trabajo como director tiene la violencia de Tarantino subida al máximo volumen, y la atención al detalle de Kubrick, todo empaquetado en una locura japonesa. Durante su carrera, ha mostrado un rango brillante de películas, que van desde serias depresiones hasta comedias familiares desenfadadas, y vale la pena buscar cada una de sus películas así sea solo para verlas con amigos en una noche de cine.

En su trabajo. Siono ofrece homenajes y deconstrucciones, innumerables influencias y géneros para crear experiencias completamente nuevas y anárquicas. Su mejor trabajo es a menudo imposible de resumir, como su opus Love Exposure (2008) de cuatro horas y media, que sigue a un extraño adolescente que se enamora de su hermanastra y comienza a pecar para reconectarse con su padre sacerdote. Incluso esta descripción no le hace justicia a la película, una odisea de autodescubrimiento y crecimiento que culmina en un baño de sangre infligido por una katana.

En los últimos años, Sono hizo una comedia sexual para adolescentes videntes; un musical de guerra; una película de terror surrealista que comienza con un autobús escolar lleno de colegialas decapitadas por una ráfaga de viento, y una oda sangrienta al cine super 8 de su infancia a través de una película de gánsters…y estas son solo las películas que se pueden sintetizar con descripciones.

En su estudio, mantiene un lienzo con una cita que reza, “Naces y pronto morirás. No hay tiempo para relajarse”. Y su carrera es ejemplo de la frase, pues desde el 2013 ha dirigido 10 películas y 6 episodios de televisión. Este cineasta de 55 años no muestra signos de desacelerarse, y es por eso que es uno de los cineastas vivos más emocionantes del mundo. Si quieres experimentar el cine a máxima velocidad, te dejamos una guía para que te inicies en el culto de Sono.

1. Love & Peace (2015)

Por lo general, Sono lidia con problemas increíblemente pesados ​​con un enfoque en ero-guro, el lado sexual de las cosas y la violencia, pero su película Love & Peace es en cambio una encantadora comedia, que sin embargo es fuera de lo común. Tiene tortugas, referencias a David Bowie, juguetes vivientes y un hombre amable con fórmulas mágicas que podría ser Santa Claus, todo envuelto en una hilarante ópera punk-rock.

Hiroki Hasegawa interpreta a Ryoichi Suzuki, un hombre en un trabajo donde la mayoría de sus compañeros de trabajo lo odian. Sin embargo, se siente atraído por Yuko, aunque teme declarársele. Un día, encuentra a un hombre vendiendo tortugas, y decide comprar uno, lo que inicia una increíble serie de eventos. Aunque las cosas comienzan bastante mal, Ryoichi se convierte en un David Bowie japonés, y la tortuga termina en las alcantarillas con un montón de juguetes y animales que han cobrado vida y han recibido voces de un bizarro vagabundo que tal vez sea Santa Claus. Debes incluirla en tu lista de películas navideñas.

2. Love Exposure (2008)

En esta épica de culto de 4 horas, Sono incorpora elementos de aventura, comedia, drama, sátira social, parodia, romance y pornografía mientras aborda temas como la religión, la familia, el amor, el sexo, la adolescencia, el hedonismo y la culpa, en lo que es uno de sus trabajos más logrados. Está protagonizada por Yu, un joven cristiano que creció con su padre, Tetsu, quien se convirtió en un sacerdote fanático después de la temprana muerte de su esposa.

Al tener que confesar todos los días, Yu tiene que inventar supuestos pecados para apaciguar a su padre, que cree que es un pecado no tener algo que confesar. Cuando Tetsu finalmente descubre la verdad, Yu decide cometer tantos pecados “graves” como pueda, mientras busca a una mujer para amar que se ajuste al arquetipo de la Madonna. ¿El mayor logro de Sono en Love Exposure? Se las arregla para rodar una película de esta duración sin ser aburrido o tedioso.

3. Why Don’t You Play in Hell? (2013)

La trama es una locura: hace diez años, Ikegami, un jefe de Yakuza, organizó un golpe contra su rival Muto que terminó en un baño de sangre causado por la esposa de Muto. El incidente llegó a los periódicos, terminando así la carrera de actuación de su hija Michiko. Ahora, para celebrar la liberación de su esposa de la cárcel, Muto quiere hacer una película con su hija a la cabeza.

¿El problema? La chica huyó para buscar a su ex novio, arrastrando a Koji, un espectador irrelevante, junto con ella. Al mismo tiempo, Ikegami, el único superviviente de la masacre, se prepara para vengarse. Mientras tanto, The Fuck Bombers, un equipo de filmación amateur, están tratando de cumplir su sueño de hacer la última épica de acción. En la película, Sion Sono combina las guerras de Yakuza, el romance, el concepto japonés del “ídolo” y el cine mismo en un paquete de violencia, humor y acción de animé que recibió una ovación de 10 minutos en Cannes.

4. Tokyo Tribe (2014)

Decirte que esta es un musical de rap debería ser suficiente para convencerte de verla. Tiene una corriente bastante constante de canciones y actuaciones que nos llevan a través de la narrativa, que se combina con escenas de acción brutales con una gran coreografía, así como actuaciones estelares del elenco mixto de actores y artistas underground de rap japoneses como KOHH y Young Dais.

La película está ambientada en un futuro sórdido en Tokio, donde las pandillas han separado la ciudad y la violencia y el libertinaje abundan. El comienzo de la película es icónico para cualquier fanático de Sono, en donde vemos a Shota Sometani, nuestro guía a través de la locura del film caminando por las calles atestadas de gente. Tokyo Tribe es una historia de los peligros callejeros, de la suciedad, de la violencia de las pandillas, y de discusiones acerca del tamaño de los penes.

5. The Virgin Psychics (2015)

Esta es en definitiva un comentario sobre el Japón moderno. En esta versión cinematográfica de la serie Minna! Esper Dayo! llamada The Virgin Psychics, la trama tiene que ver con juventud, sexualidad, los poderes de la ciencia ficción, sexualidad, el romance y, sí, la sexualidad. A primera vista, es porno softcore, pero Sono toma este lado del cine rosa y lo cubre en una capa de comedia de ciencia ficción que termina siendo un momento increíblemente divertido que permite a los actores divertirse tanto con sus papeles como a los espectadores que los ven.

Shota Sometani, la mano derecha de Sono cuando se trata de estrellas para sus películas, interpreta a Yoshiro Kamogawa, un chico de secundaria que un día gana misteriosamente poderes psíquico durante la noche gracias a un cometa y un momento intenso de masturbación. Él y sus amigos se convierten en los superhéroes adolescentes que no quieren tener responsabilidades cuando llegan los problemas. Vas a reírte como nunca.

6. Exte: Hair Extensions (2007)

En Exte, dos inspectores descubren un cuerpo humano muerto dentro de un contenedor lleno de extensiones, y los forenses descubren que la mayoría de los órganos de la chica están desaparecidos, lo que los hace inferir que fue víctima del tráfico de órganos. Luego de la autopsia, Yamazaki, el guardia enloquecido de la morgue que sufre de tricofilia, roba el cuerpo y se lo lleva a su casa, debido a la exquisita belleza del cabello. En casa, descubre con gran placer que el cabello de la difunto sigue creciendo a un ritmo acelerado.

Después, Yamazaki se encuentra a Kiyomi, una joven perdida y termina llevándola a la peluquería donde trabaja su tía Yuko, quedando profundamente impresionado con el cabello de esta última. Esta es una película bastante aterradora, especialmente en las escenas más claustrofóbicas.

7. Guilty of Romance (2011)

Guilty of Romance es otra obra maestra grotesca, y la película que estableció a Sono como el principal representante del género, superando para muchos al maestro Takashi Miike. La película se desarrolla en dos ejes: el primero se ambienta en un asesinato en Maruyama-cho, un distrito amoroso en Tokio, donde se encuentra un cuerpo desmembrado en un edificio abandonado. Las piezas que faltan han sido reemplazadas por las correspondientes de una muñeca de plástico.

El segundo eje, que tiene lugar antes que el primero, se centra en Izumi, una esposa y ama de casa dedicada casada con un famoso novelista erótico, Kikuchi. Él le da instrucciones específicas para cada pequeña cosa en la casa y ella trata de cumplir con sus órdenes escrupulosamente. Aunque declaran su amor mutuo con frecuencia, el sexo está completamente ausente de sus vidas. Todo cambia una vez que Izumi decide buscar empleo y, mientras tanto, se encuentra con los detectives del asesinato, quienes eventualmente la familiarizan con el mundo de la compra de sexo. Las escenas del filme son tanto eróticas como violentas, pero exquisitas. Sono muestra que sabe manejar los extremos: sus personajes, aunque bastante diferentes en su concepción, son distintivos.

Despues de leer, ¿qué te pareció?