Este número nos hace sentir un poco viejos, pero el tiempo no pasa en vano, y en el 2017, el clásico de Quentin Tarantino, Reservoir Dogs, cumple 25 años desde su estreno, y sin duda alguna desde entonces se ha convertido en una de las cintas más influyentes de la década de los 90.

La historia de un robo de diamantes que termina en un desastre verdaderamente sangriento fue en su momento una bocanada de aire fresco para el mundo del cine, y el pasado fin de semana, Mr. White, Mr. Orange, Mr. Blonde, Mr. Pink y Mr. Brown, mejor conocidos como Harvey Keitel, Tim Roth, Michael Madsen, Steve Buscemi y Quentin Tarantino, se reunieron en el Festival de Cine de Tribeca para una exhibición especial del filme, en donde también revelaron algunos secretos detrás de cámaras, tal como lo reportó Variety.

Démosle un vistazo a esas historias que contaron en Tribeca:

1. Quentin Tarantino casi hizo una obra de teatro con el guión

Reservoir Dogs (1992)

Reservoir Dogs (1992)

Durante la charla, Keitel trajo a colación lo riguroso que fue el proceso de ensayo para esta película, revelando que tuvieron dos semanas de ensayos, lo cual es algo inaudito en Hollywood. “En realidad casi llegamos a cuatro, porque Quentin pensó en un momento en hacer una obra de teatro”.

2. Tom Waits audicionó para estar en la cinta

Reservoir Dogs (1992)

Reservoir Dogs (1992)

Tarantino contó que Tom Waits (quien además de ser un excelente cantante ha participado como actor en varias películas) audicionó para el rol de Harvey Keitel en el film, y que fue una de las personas realmente salvajes que leyeron para ese papel. “Hice que Tom Waits leyera la parte sobre el discurso de Madonna, porque tenía que oír a Tom Waits decir esas líneas. Aparte de Harvey, fue una de las primeras personas que me hizo un cumplido por el guión. Nadie me había dicho antes que mi trabajo fuera poético”.

3. La escena de baile de Michael Madsen fue totalmente espontánea

Uno de los momentos más sobresalientes e inolvidables de la película es cuando Mr. Blonde tortura a un oficial de policía capturado mientras baila el clásico de Stealers Wheel. Sin embargo, la rutina de baile fue creada en el momento, según explicó Michael Madsen, pues no sabía qué hacer: en el guión decía solamente “Mr. Blonde baila alrededor de manera maníaca”. “Pensé, ¿qué significa esto? ¿Como Mick Jagger, o qué? ¿Qué voy a hacer?” Madsen además contó que se había inspirado en James Cagney para la secuencia.

4. 33 personas fue el número más alto de personas que dejaron el cine viendo la película

Reservoir Dogs (1992)

Reservoir Dogs (1992)

Cuando la cinta estuvo haciendo su primer recorrido por festivales, uno de los hobbies favoritos de Quentin Tarantino era contar cuántas personas se salían de la sala por el contenido violento de las escenas, en especial el de la tortura. El número más alto fue 33. Y en su presentación en el SITGES, donde la gente está acostumbrada al gore, hubo 5 personas que se salieron, incluyendo el director Wes Craven. “¡El maldito tipo que hizo Last House on the Left! ¿Mi película fue muy ruda para él?”

5. Uno de sus recuerdos favoritos sucedió durante los ensayos

Reservoir Dogs (1992)

Reservoir Dogs (1992)

Durante el panel, Tarantino también recordó uno de sus momentos favoritos de la película, que ocurrió en una cena con el elenco en la casa de Keitel después de un par de semanas de ensayos. “Realmente me di cuenta de mucha de la presión estaba fuera de mis hombros cinematográficamente hablando. Estos tipos eran tan perfectos en sus roles; vibraban el uno con el otro; entendían el material. Pensé, ‘Mierda, si me mantengo enfocado, tendré una buena película. Cualquier otra cosa será el decorado, porque ya tengo el pastel aquí'”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?