SACO6

Para quienes seguimos su carrera, no es extraño ver a Björk ser descrita como un fenómeno de la naturaleza: indetenible, constante y llena de poder.

Aunque tiene más o menos adelantada su próxima producción discográfica, no tiene apuros pues anda bastante ocupada en estos días: no sólo estará llevando su exhibición Björk Digital a Los Angeles dentro de poco con un concierto sinfónico, sino que además estará lanzando un libro de partituras llamado 34 Scores for Piano, Organ, Harpsichord and Celeste, que le dará a sus fanáticos un vistazo a los arreglos que la artista ha hecho a lo largo de su carrera.

Todo esto, sin hablar de su próxima restrospectiva en el MoMa, para la cual el curador Klaus Biesenbach tuvo 10 años convenciéndola. Recientemente, Björk se sentó a conversar con Pitchfork acerca de todos estos proyectos, y extrajimos las cinco citas más importantes de la entrevista, en donde la artista habla del futuro femenino de la tecnología, su ansiedad sobre el futuro del planeta y por qué su colaboración con Arca es tan satisfactoria:

Sobre qué hacer sobre el estatus actual del mundo:

“Tenemos que reaccionar a todo esto con tecnología. Definitivamente me pongo ansiosa con todo esto, pero justo por eso trato de encontrar soluciones: no voy a poner bananas en mis oídos y esperar a que las cosas pasen. Probablemente estoy más ansiosa sobre el planeta y el medio ambiente. Me siento culpable de no estar viviendo en Islandia a tiempo completo, viviendo con energía totalmente verde y cultivando mis propios vegetales. Eso es lo que todos deberíamos hacer. Pero creo que la forma de superar los problemas ambientales es con la tecnología. ¿Qué más vamos a usar, palos?”

Sobre las redes sociales:

“A veces tienes que quemarte. Puedes estar en Facebook por mucho tiempo, y luego tienes una sensación en tu cuerpo como si hubieras comido tres hamburguesas. Sabes que es basura. Siempre le digo a mis amigos que salgan a pasear por una hora y regresen, a ver cómo se sienten. Creo que estamos destinados a estar al aire libre. Me criaron en Islandia, e incluso si estaba nevando o lloviendo, estaba al aire libre todo el día. Diviértete. Haz cosas. Creo que necesitamos poner a la humanidad en la tecnología: darle alma. Usar la tecnología para acercarse a la gente para ser más creativos”.

Sobre el futuro de la realidad virtual:

“En este momento, se ve mucho más en la industria de los videojuegos. Me gusta que no parece ser elitista. Creo que va a terminar siendo tan disponible como un iPhone. Es inmersiva, y todo lo que es creativo es algo positivo. Con la música, desde mi punto de vista, la RV es una continuación del video musical. Y lo que es emocionante, es que en este momento no tiene la jerarquía del patriarcado. Hay tantas chicas trabajando en esto. Espero que eso vaya a reflejar el momento en que estamos, donde chicos y chicas son más iguales”.

Sobre la simbiosis de las colaboraciones:

“He hablado mucho de esto con Arca, acerca de esa unión que se da cuando te fusionas con otra persona y te pierdes a ti mismo, y cómo no nos gusta que esa fusión se considere una debilidad. Creo que es un talento que muchas mujeres tienen, se convierten en la otra mitad de alguien. A veces la gente lo ve mal, pero es una fuerza, una sensación de perderte a algo que es más grande que tú. Muchos chicos lo tienen, especialmente si eres gay. Creo que esto debería ser la siguiente fase del feminismo o del genderismo o generismo, no sé cómo llamarlo, pero unirnos a otra persona nos hace más fuertes”.

Sobre la edad y la experiencia:

“Lo veo de esta manera: estás en órbita alrededor de una luna, y la edad sólo significa que siempre estás mirando lo mismo, pero desde un punto de vista diferente. Para poder continuar en órbita, tienes que ser muy cuidadoso cuando te deshagas de cualquier equipaje irrelevante que tengas, porque te pesará”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?