Sharbat Gula, cuya mirada penetrante y ojos verdes brillantes capturaron la atención del mundo en una portada de la revista National Geographic por la difícil situación de los refugiados que huían de Afganistán en la década de los 80, se encuentra ahora en una cárcel de Pakistán. Gula fue arrestada luego de una investigación por fraude de identidad electrónica, según reportan medios locales.

Gula, también conocida como Sharbat Bibi, se enfrenta a un posible encarcelamiento luego de que agentes federales la detuvieron en Peshawar como parte de una investigación sobre cédulas de identidad falsificadas. Shahid Ilyas, un funcionario de la Autoridad Nacional de Registro, confirmó a la agencia de noticias AFP que Gula podría enfrentar de 7 a 14 años de prisión si es declarada culpable.

Gula tenía alrededor de 12 años de edad cuando su imagen se convirtió en la portada más famosa de la historia de National Geographic. En ese momento, estaba viviendo en un campo de refugiados cerca de Peshawar, Pakistán. Gula y otro grupo de personas habían huido de Afganistán después de un ataque aéreo soviético que mató a sus padres, y su historia resurgió en el 2002, cuando el fotógrafo Steve McCurry logró seguir su rastro.

De acuerdo con cifras de la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas, Pakistán fue el anfitrión de cerca de 1,6 millones de refugiados afganos registrados, este año. Se cree que muchos más refugiados están en el país sin documentos, y Pakistán ha estado presionando para repatriar a muchos de ellos, mientras que la agencia de las Naciones Unidas ha estado facilitando miles de retornos, proporcionando a los refugiados $200 para ayudar su reincorporación a Afganistán.

Ahora con más de 40 años, Gula ha pasado su vida mudándose entre Pakistán y Afganistán, en donde la violencia y la inestabilidad siguen haciendo estragos, tal como el fotógrafo de National Geographic reportó luego de volverse a encontrar con ella en el 2002. En ese momento, estaba cerca de cumplir 30 años, además de estar casada y ser madre de tres hijas. Luego de enterarse de la noticia de su arresto, el fotógrafo Steve McCurry dijo que está haciendo todo lo posible para hablar con sus contactos locales y darle el soporte financiero y legal posible a Gula para que salga de la cárcel.

Despues de leer, ¿qué te pareció?