La década de los 90 fue tan rica musicalmente hablando, que muchos de los que crecimos en ella la consideramos como una de las mejores de la historia de la música, pues no solamente nos trajo el gran boom de la música alternativa, sino que también nos metió de lleno en el britpop, el grunge y la cultura rave con todas sus vertientes electrónicas, sin hablar de bandas sonoras como las de Trainspotting, Romeo + Juliet o Empire Records, que marcaron toda una era.

Pero estos años tan importantes también tuvieron su lado oscuro, con one hit wonders terribles y con temas que sin importar lo malos que fuesen, siempre terminábamos cantando por igual. Para muchos, estas canciones quedaron en el recuerdo, pero hoy queremos revolver tu memoria musical y hacerte cantar de nuevo estos tracks terribles, pero que secretamente amas cantar en la ducha.

Veamos cuáles son esas canciones de pesadilla que aún puedes interpretar de principio a fin.

10. Ricky Martin – Livin’ La Vida Loca (1999)

Durante los 90, el puertorriqueño Ricky Martin hizo su tan ansiado crossover al mercado norteamericano luego de ser el intérprete del tema del mundial de fútbol Francia 98, y su próximo gran éxito fue Livin’ La Vida Loca, que podíamos escuchar hasta cuando levantábamos la tapa del inodoro. Aunque era una canción idiota, terminábamos cantándola como androides, y tal vez movíamos también la cadera. Saben que es cierto.

9. Hanson – MMMBop (1997)

Esta canción también podría entrar en un conteo de las 10 canciones más odiosas de la historia de la música. Si bien es cierto que los hermanos Hanson tenían buenas armonías en el track, todavía no nos explicamos cómo esta canción se hizo tan popular, y mucho menos por qué nos desesperamos por aprendernos la letra de este coro infernal a la perfección. Están claros que hasta los yeeeaahh yeaaah del más pequeño los podrían cantar dormidos.

8. Aerosmith – I Don’t Want To Miss A Thing (1998)

En una muestra de capitalismo asqueroso, Aerosmith, que pasó por un buen momento en los años 90 teniendo a Alicia Silverstone como protagonista de sus videos, decidió escribir el tema central de una película que fue también inexplicablemente popular: Armaggedon. Esta balada melosa de letra infame siempre recibe el tratamiento de “¡súbele!” cuando suena en el vehículo de alguien. Y aunque nos resistamos, terminamos acompañando a Steven Tyler hasta el final.

7. Haddaway – What Is Love? (1993)

Tal como hacían los personajes de Will Ferrell y Chris Kattan en uns sketch famoso de Saturday Night Live, era inevitable mover la cabeza sin parar al escuchar este éxito dance del artista trinitario-alemán, que llegó a ser número 1 de las carteleras en más de una docena de países. No nos extraña, era imposible sacarse de la cabeza el What is love? Baby don’t hurt me… don’t hurt me… no more y su 45 remixes.

6. Enrique Iglesias – Bailamos (1998)

Esta canción fue absolutamente inescapable en los 90. Casi como la voz insoportable de Enrique Iglesias, que se ha hecho una carrera de sonar como un castrato sin oído musical o talento, y para hacer este escenario aún más de pesadilla, por razones que sólo pueden justificarse con payola, esta canción la escuchábamos en todas partes sin cesar hasta que terminamos memorizándola y hasta cantándola en tiendas por departamentos (¡cómo te quieroooo!). Hasta que nos dábamos cuenta y agregábamos 20 minutos más a nuestra rutina de autoflagelación con cilicios para ese día.

5. Backstreet Boys – Everybody (Backstreet’s Back) (1997)

No, no, no se vayan. No huyan. Nadie se escapó de los Backstreet Boys o de ‘NSYNC en los 90, y aunque admitimos que la agrupación tuvo algunos tracks clásicos que pertenecen ir al hall de la fama del pop, este fue una basura absoluta, pero igual lo amamos. No sólo podemos cantar la letra, sino hacer la coreografía de Halloween de principio a fin, aunque sea ignominioso. Backstreet’s back, all right!

4. Lou Bega – Mambo No. 5 (1999)

Uno de los momentos más pegajosos y también más lamentables de la cultura pop en los 90 fue la llegada de Lou Bega, que salió de la nada para ponerle mambo electrónico y jactarse de todas las mujeres que había conquistado. Lo peor es que nos aprendimos los nombres Mónica, Erika, Rita, Mary, Jessica con tal naturalidad que hasta nos atrevíamos a hacer una mímica de trompeta, así haya sido solos en nuestro cuarto.

3. Right Said Fred – I’m Too Sexy (1991)

Este dúo de hermanos británicos que parecían salidos de un catálogo de dobles de Jean Paul Gaultier se burlaron de la industria de la moda y de las inalcanzables supermodelos con ironía, muchos músculos y shorts de lycra con esta canción. Su video es inolvidable, pero mucho más lo es la letra, que podríamos recitar de principio a fin apenas le demos play al video de arriba.

2. Vanilla Ice – Ice Ice Baby (1990)

Este “rapero” norteamericano no sólo tuvo los escrúpulos de samplear el tema Under Pressure con David Bowie y Queen, sino que tuvo los cojones de ponerle un rap encima que a cualquiera con dos dedos de frente se sentiría humillado en repetir, pero no. Nosotros no. Nosotros comenzamos con el All right stop, collaborate and listen hasta el final. Pero no se sientan mal. Hasta Madonna cayó bajo el hechizo de Vanilla Ice en los 90.

1. Los Del Río – La Macarena (1996)

Sin duda alguna, esta canción causó tales estragos a nivel mundial que convirtió a la población en meros intérpretes de un baile demoníaco que nos hacía tocarnos la cadera, la cintura y después la cabeza antes de saltar y repetirlo todo por lo que parecía ser una eternidad. No hubo rincón del planeta que pudiese salvarse del track de Los Del Río, a quienes más nunca volvimos a escuchar, pues están de nuevo en la caja de Pandora de donde nunca debieron salir.

Despues de leer, ¿qué te pareció?